Luis Benatuil es el flamante CEO (presidente) de Telefónica Movistar Ecuador. En entrevista con Diario EL UNIVERSO este ejecutivo, que cuenta con un MBA de la Universidad de Londres y es máster en Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cataluña, dio un panorama de cómo avanzan las negociaciones para el nuevo contrato de concesión que debe firmarse con el Ecuador y que arrancaron en agosto. También habló de la importancia de la conectividad tanto en el escenario de la pandemia como en la pospandemia.

¿Cuál es la misión que usted tiene ahora al frente de Telefónica Ecuador?

La misión de Telefónica es seguir siendo un aliado digital del Ecuador; hemos estado desde el 2004 en Ecuador y queremos que sigan creciendo la conectividad y la digitalización en el país. Uno de los puntos más importantes en los próximos meses y años es el proceso de renovación del contrato de concesión de telefonía. Este durará 20 años y reconfirma el compromiso de Telefónica con el país.

¿Cuáles son los avances de estas negociaciones?

Publicidad

El 25 de agosto, la Agencia de Regulación y Control de Telecomunicaciones (Arcotel) notificó el inicio de las negociaciones. Y a partir de ahí tiene un plazo de 90 días hábiles para emitir el proyecto de contrato a fin de iniciar el proceso de negociación, que podría demorar hasta dos años. La Arcotel ha dicho que contratará una consultora internacional para que apoye el proceso de valoración y contará con un veedor internacional para todo el proceso de negociación. Ambos aspectos nos parecen decisiones acertadas para la transparencia de un proceso tan importante. El 30 de noviembre de 2023 termina la concesión de Otecel.

¿Cómo están las telecomunicaciones en el Ecuador, es decir cuál es el estándar comparado con otros países?

Ecuador está en un estado medio. Si bien es cierto que en el país hubo un buen desenvolvimiento de la conectividad, durante la pandemia se puso en evidencia que la conectividad es aún un privilegio y que hace falta conectar más zonas rurales del país. De hecho, uno de los pilares que está promoviendo el Gobierno es que la conectividad se debe mejorar en zonas rurales. Este no es un tema solo de telecomunicaciones sino también social, pues una población conectada es mucho más productiva y va a generar más desarrollo. En cuanto a cifras, según el estudio de la CAF Estado de la digitalización de América Latina frente a la pandemia, se puede, por ejemplo, ver que Ecuador tiene el 69,09 % de penetración de internet, frente al 76,47 % de Colombia y el 61,08 % de Perú; mientras que el promedio regional es de 78,78 % de penetración.

¿Cómo vieron ustedes el desempeño de los servicios de conectividad en la pandemia, cuáles son las lecciones?

La pandemia vino a mostrar de forma categórica que la conectividad ha tenido un papel esencial para que el Ecuador siga funcionando. De la mano del sector salud, del de alimento, la conectividad fue uno de los grandes héroes de esta pandemia. Adicionalmente, la conectividad después de la pandemia va a seguir siendo muy importante, para que sigan las personas teletrabajando y estemos teleconectados. Las telecomunicaciones son una herramienta para promover la equidad social y la productividad. Pero las cifras dan cuenta de una disminución de velocidad y de banda ancha por el mayor tráfico en pandemia. Según el mismo estudio de CAF, en Chile fue del (-3 %) y Ecuador (-19,6 %), combinando esto con un incremento de la latencia (tiempo que va y viene la información) en la misma tecnología en Brasil (11,7 %), Chile (19,0 %), Ecuador (11,8 %) y México (7,4 %).

En cuanto al contrato que se está negociando, ¿cuáles son las expectativas que tienen sobre este? ¿Y cómo hacer para que las tarifas sean mejores para los clientes?

Publicidad

La renovación del contrato es una gran oportunidad para que el país acelere su digitalización. Es muy importante que el contrato vele por todos los actores del ecosistema digital: Estado, empresas, consumidores corporativos, clientes masivos. La idea es que tenga condiciones adecuadas para el fomento de las inversiones y el desarrollo del sector. En cuanto a las tarifas se esperaría que haya una revisión de los costos del uso del espectro que son los que encarecen las tarifas, pues siendo menor el costo, se puede disminuir la tarifa al consumidor.

¿Considera que hay posibilidad de que entren otras operadoras y ustedes cómo verían el ingreso de más competidores?

El mercado siempre está abierto a recibir más actores, pero esto también tiene que ver con el tamaño del mercado. Acá estamos Conecel, Otecel (con nuestras marcas Movistar y Tuenti) y CNT.

Un tema que es nuevo y concita curiosidad es la tecnología 5G. ¿Qué es y cuándo llegará al país?

La quinta generación móvil va a representar la evolución natural del 4G. Hay que recordar que teníamos una tecnología analógica, luego vino 2G, 3G. En Ecuador aún tenemos 2G, 3G y 4G en diversos sectores. La tecnología 5G tiene la capacidad de habilitar servicios de hiperconectividad, por ejemplo en el hogar, y será un aporte para la educación y salud digitales. Esta ofrece conexiones con mayor transferencia de datos, con mayor ancho de banda y menor latencia.

¿En el nuevo contrato que se firmaría se establecería que esa nueva tecnología ya llegaría al Ecuador o aún es temprano para el país?

Yo creo que el 5G podría empezar a llegar luego del nuevo acuerdo. La renovación seguramente incluirá acuerdos, lo que se vaya a necesitar para 5G. Se requiere mayor cantidad de espectro, mayor cantidad de fibra óptica. Se requiere madurar toda la capa de transporte y tener interconectadas todas las celdas para la llegada del 5G. Otro tema, y no menor, son los dispositivos o terminales (smartphones), que son de altísimo costo. Hay que esperar que el mercado madure y que empiece a bajar el precio promedio para hacerlo accesible a la población. También se debe crecer en capilaridad de antenas y que estén fibradas (con fibra óptica). Estamos en la senda de maduración de este proceso. Se debe dar mucha compartición e infraestructura.

¿Se ha sabido que dentro de la telefónica han implementado políticas laborales interesantes, nos puede relatar cuáles son estas?

La empresa se preocupa por el talento humano, somos la segunda empresa en Ecuador en haber obtenido una certificación “F”, familiarmente responsable. Aparte de los beneficios económicos, los viernes en la tarde son libres. Ahora estamos retornando al trabajo pero lo hacemos tres días a la semana presencial y dos días home office. El 29 de octubre vamos a celebrar un día de trabajo para traer la mascota a la oficina.