La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP) aseguró que no se recibirá la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair de forma definitiva de manos de la empresa china Sinohydro, “hasta que no estén resueltas todas las inconformidades o fallas, acorde a los requisitos técnicos y legales que establece el contrato”. Así lo informó, en medio de una polémica que se ha generado, luego de que no se aprobara a lo interno de la Comisión de Fiscalización, un informe realizado por su presidente Fernando Villavicencio, que recomendaba justamente no recibir dicho activo, mientras no estén subsanadas las 17.944 fisuras generadas en el corazón de la central, que son los distribuidores o caracoles. El informe no fue apoyado ni por la bancada correísta ni la representante de la bancada de Gobierno. Incluso la asambleísta María Belén Cordero argumentó que si no se recibía dicho activo, el país perdería el abastecimiento del 30 % de la energía.

La polémica ha surgido en medio de varios procesos de renegociación de deuda y de contratos petroleros con China y de las importantes necesidades de financiamiento del Gobierno, en 2023.

Celec aseguró que ha llevado a cabo las acciones necesarias para preservar sus derechos y los del Estado ecuatoriano. Entre las medidas que ha tomado Celec EP están:

Publicidad

1. El inicio del proceso arbitral internacional en contra de Sinohydro Corporation , el que continúa desarrollándose conforme a lo que establece la normativa aplicable. El objetivo de esta demanda es resolver, en forma definitiva, controversias contractuales pendientes entre las partes. Celec dijo que justamente una de estas controversias versa sobre una solución definitiva ante el problema de las fisuras en los distribuidores de la Central Coca Codo Sinclair. El patrocinio de este arbitraje lo dirige la Procuraduría General del Estado, junto con Celec EP.

2. De igual manera, el pasado 27 de julio, Celec EP notificó una petición de mediación a las empresas encargadas del gerenciamiento y fiscalización del proyecto Coca Codo Sinclair. La empresa fiscalizadora es la Asociación Consultora CFE-PYPSA-CVA-ICA, conformada por una serie de empresas. Una de ellas, CVA (Consultora Vera y Asociados), es propiedad de la familia Vera Grunauer, es decir, de la familia del actual ministro de Energía y Minas, Xavier Fernando Vera Grunauer, que también tiene a su cargo el sector eléctrico.

El tema de un posible conflicto de intereses del ministro Vera Grunuer en este caso también fue señalado por el informe de la Comisión de Fiscalización que no fue aprobado.

3. Como una tercera medida, Celec informó que ha coordinado acciones con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. (Usace) para realizar una inspección in situ con la finalidad de analizar y proponer soluciones técnicas para el problema de fisuras, detectado en los distribuidores de la hidroeléctrica.

Publicidad

De acuerdo con el informe de la Comisión de Fiscalización, en 2018 las fisuras de los distribuidores eran alrededor de 8.000, pero al cabo de cinco reparaciones realizadas por la constructora Sinohydro, el número lejos de bajar se ha duplicado, llegando a la cifra antes mencionada de 17.944.