El informe para el primer debate del proyecto de Ley Orgánica para Enfrentar el Conflicto Armado Interno que la Comisión de Desarrollo Económico aprobó la noche del 24 de enero ya genera debates y advertencias en algunos sectores involucrados. En la propuesta aprobada, además de confirmar el planteamiento de incrementar de manera mixta la tarifa del impuesto al valor agregado (IVA), se incorporaron medidas adicionales sugeridas por otras bancadas, como un impuesto a las utilidades de los bancos. Esto provocó este jueves la reacción de la banca privada, que proyecta un impacto en la colocación de créditos de aprobarse la ley.

Según la propuesta, que será debatida de manera telemática este sábado 27 de enero desde las 09:00 por el pleno de la Asamblea Nacional, de aprobarse este nuevo impuesto alcanzaría a los bancos que han tenido una utilidad neta anual superior a $ 10 millones durante los años 2022 y 2023.

Con un ‘aumento mixto’ del IVA se aprobó el informe para primer debate del proyecto de ley para enfrentar el conflicto armado interno

Las tarifas del impuesto se dividen en tres grupos: el 15 % para las entidades con ganancias de más de $ 10 millones y menos de $ 50 millones; el 20 % las entidades con ganancias de más de $ 50 millones y menos de $ 100 millones; y el 25 % para las entidades con ganancias superiores a $ 100 millones. Según el informe, por este impuesto se prevé un impacto anual de $ 293 millones y su temporalidad se aplicará para las utilidades obtenidas en 2022 y 2023. Sobre la base imponible, la propuesta señala que serán las utilidades netas anuales que resulten mayor entre el ejercicio fiscal 2022 y 2023.

Publicidad

Uno de los argumentos presentados es que “el sistema financiero nacional, que es el que más ganancias generó durante los últimos años, incluida la pandemia, contribuya con los gastos de la guerra y la crisis económica que afecta al país”.

Marco Rodríguez, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), aclaró que la banca no está en contra de apoyar al Estado en la lucha contra la inseguridad. “¿Quién podría oponerse? De hecho, en este último mes ya se aprobaron dos reformas tributarias que implican una contribución adicional de la banca de más de $ 400 millones para apoyar al Estado en estos momentos”, sostuvo Rodríguez.

El titular de Asobanca recordó que la primera reforma fue el incremento de la autorretención del impuesto a la renta, la cual triplica el monto para este año, y la segunda fue la eliminación de la exención del ISD cuando los bancos hacen pagos por financiamiento que consiguen del exterior. Indicó que de aprobarse esta nueva reforma tributaria, sería la tercera en menos de dos meses que afecta a los bancos privados del país.

Publicidad

“Con esta tercera reforma, el Estado recaudaría aproximadamente $ 170 millones, lo que se sumaría a los $ 400 millones descritos anteriormente, haciendo que los bancos lleguen a pagar casi $ 600 millones en este año, adicionales a los montos que anualmente ya se vienen aportando”, calculó Rodríguez.

“500.000 ecuatorianos se quedarían sin crédito formal”

¿Cuál es el impacto de la medida? Según el presidente ejecutivo de Asobanca, si se aprueba el impuesto a las utilidades de los bancos, implicaría que aproximadamente 500.000 ecuatorianos se quedarían sin crédito formal.

Publicidad

Según Rodríguez, esto se debe a que por requerimiento normativo de patrimonio técnico, por cada dólar adicional que se incrementa al capital o patrimonio, un banco puede otorgar préstamos hasta por $ 10. Entonces, para que crezca el crédito, el banco debe continuamente aumentar su patrimonio. Esto solo se logra mediante el incremento de sus utilidades y la capitalización de estas.

Por ello, la capitalización de los bancos es continua, explicó Rodríguez. Agregó que alrededor del 80 % de las utilidades anuales se reinvierten en cada entidad, es decir, $ 8 de cada $ 10 de utilidades se reinvierten, lo que permite fortalecer la colocación de crédito.

Archivar el proyecto del Ejecutivo que propone incrementar el IVA al 15 % es un escenario que analizan los asambleístas

“Esto quiere decir que un dólar más de impuestos a los bancos reduce el crédito formal en $ 10... La contribución implica que por efecto de una menor capitalización, no se podría entregar crédito en más de $ 1.700 millones de nuevos créditos”, sostuvo el experto. De acuerdo con el Banco Central del Ecuador, en 2023 se entregaron $ 31.000 millones en crédito, en ocho millones de operaciones.

Mientras, en el informe también se prevé el impacto proyectado por la banca en el acceso a créditos. “La reducción de las utilidades de los bancos puede encarecer y disminuir la oferta de crédito en el país. También se debe considerar que los bancos podrían buscar formas de evitar el impuesto, como trasladar sus operaciones a jurisdicciones con tasas impositivas más bajas”, se advierte en el análisis; sin embargo, subraya que “pese a las posibles distorsiones que el impuesto pueda generar, al ser esta propuesta de carácter temporal, estas no serán permanentes y permitirán la recaudación de recursos para atacar los problemas sociales y de seguridad que tiene el país”.

Publicidad

“La banca no es la actividad más rentable en el país”

No obstante, Asobanca recomienda que se aborden los desafíos actuales de una forma estructural con ingresos permanentes, y no con impuestos ocasionales que afectan a un sector específico. “Es decir, las aportaciones deben ser generalizadas, y no específicas y direccionadas a un solo sector. Solo de esa manera el Estado puede contar con ingresos permanentes en esta lucha contra la delincuencia organizada”, explicó Rodríguez.

Indicó además que hay dos puntos claves que no se consideran en el informe. El primero es que los bancos no son la actividad más rentable y que más utilidades tiene en el país. La segunda es que las actividades bancarias, donde se incluyen los bancos privados, son las que más impuestos aportan al Estado.