La firma multinacional Yanbal, dedicada a la fabricación y venta de productos de belleza, relanzó hace pocas semanas su marca bajo un concepto que sus directivos denominaron ‘Alma Latina’. Pero esto no se trata solo de un cambio de eslogan sino que abarca toda una estrategia para impulsar el crecimiento del negocio en tres frentes: emprendimiento, innovación y sostenibilidad ambiental y social, explica el gerente general de Yanbal Ecuador, Carlos Gallegos.

Al hablar de emprendimiento, la empresa señala que está comprometida con dar oportunidades para que las personas tengan libertad económica al convertirse en consultoras de belleza independientes. Al momento suman 600.000 consultores en 9 países; en Perú, Colombia y Ecuador son más de 10.000 empresarias y empresarios independientes, que a su vez lideran a los más de 500.000 consultores en los 3 países.

En cuanto a innovación, Yanbal señala que “ha producido fórmulas innovadoras y responsables que combinan el poder de la biodiversidad latinoamericana con los últimos avances de la ciencia cosmética”. Anualmente, señalan sus ejecutivos, invierten entre el 3 % y el 5 % de sus ingresos para desarrollar un amplio portafolio de productos para atender las necesidades de sus clientes.

En el 2021, según Gallegos, la empresa espera poner en el mercado más de 100 innovaciones en categorías como cuidado de la piel, cuidado del cabello, maquillaje y fragancias, con productos con fórmulas que incluyen ingredientes de la diversidad de la región, como el schinus molle, la lúcuma, el camu camu, la uña de gato, la uchuva y otros.

Publicidad

Sobre la sostenibilidad, Yanbal ha implementado la estrategia de desperdicio cero y la reducción en el uso del plástico, con la cual espera que, al 2025, más del 90 % de sus envases sean reutilizables, reciclables o compostables. Y al cierre del 2021 se ha comprometido a conocer la trazabilidad (ruta) del 100 % de los ingredientes de origen natural usados en sus productos.

Todo esto apunta a consolidar su presencia a nivel regional, pero también fortalecerla en los mercados europeos, en los que esperan “tener un crecimiento del 30 %” al cierre de este año.

Localmente, Gallegos cuenta que, como a la mayoría de empresas a nivel mundial, la pandemia afectó las ventas de Yanbal Ecuador, aunque no revela cifras. “En el 2020 decrecimos en venta versus el 2019 y perdimos empresarias independientes que hemos y seguimos recuperando. Al inicio de la pandemia la demanda cambió, por ejemplo, categorías como fragancias, maquillaje y joyería se vieron afectadas porque la gente no salía de casa, y categorías como cuidado personal y cuidado del rostro aumentaron sobre todo porque los productos nuevos fueron en esas líneas, como los siete productos de nuestra línea antibacterial”, expresa.

Y ahora que la gente ya se está vacunando y empezando a salir, “la venta de fragancias, maquillaje y joyería va recuperando su espacio y recuperando y atrayendo clientes, lo que nos lleva a una recuperación con un crecimiento de doble dígito versus el año pasado”.

Detalles

- Yanbal Ecuador fabrica más del 50 % de los productos que vende en su planta ubicada en el norte de Quito; ahí se elaboran perfumes femeninos y masculinos, aguas de colonia, champús, desodorantes y demostradores para la venta.

- Según sus cifras, la empresa tiene el 90 % de participación del mercado de la venta directa de productos de belleza en América Latina.

- En los próximos años, la firma espera que sus canales de e-commerce lleguen al 10 % de participación de sus ventas globales. (I)