Los activos de Petroecuador, que ascienden a $ 10.533 millones, continuarán siendo protegidos por la póliza de seguros La Unión por 90 días calendario más. Esto a pesar de que este 7 de diciembre el actual gerente (s) de Petroecuador, Reinaldo Armijos del Hierro, confirmó la terminación anticipada del contrato de póliza contra todo riesgo petrolero de Petroecuador con la empresa aseguradora La Unión, que se lo había adjudicado a finales de agosto pasado.

Este contrato con número 2023291, y perfeccionado por la póliza TRP 10001 de seguro contra todo riesgo petrolero, fue suscrito el 3 de septiembre y tenía vigencia por 730 días, es decir, hasta el 2 de septiembre del 2025.

Dentro del contrato de seguros, en la cláusula 17 se establece que “el asegurado podrá solicitar la terminación anticipada del seguro, mediante notificación escrita a la compañía, devolviendo el original de esta póliza, en cuyo caso la compañía atenderá el pedido”.

Publicidad

En cuanto a las condiciones de la terminación anticipada se indica que deben pasar 90 días calendario para que la notificación se haga efectiva y que la liquidación de primas será a prorrata.

La terminación del contrato, según lo informó el jueves pasado, se dio con base en tres causales, que fueron identificadas en conjunto con la Procuraduría de Petroecuador y el área técnica de seguros de la empresa estatal, según había informado Armijos.

  • En primera instancia se observa que la jefatura emitió una baja en el valor de indemnización para la Gerencia de Exploración de $ 500 millones a $ 200 millones, sin que se haya identificado un sustento legal ni formal para haber realizado dicha reducción.
  • En segundo lugar la forma de pago de la póliza se hizo de manera acelerada, sin aguardar a que la empresa aseguradora entregue toda la documentación de reaseguros. Según la ley, una vez suscrito el contrato la aseguradora debió emitir la factura en un plazo de 45 días, mientras Petroecuador tenía 30 días para realizar el pago. Sin embargo, el pago se dio 9 días después del contrato. En este sentido, la aseguradora no había entregado los reaseguros apostillados.
  • En tercer lugar, no se hizo una inspección dentro de 90 días ni se presentó la siniestralidad de las pólizas hasta el 3 de diciembre, como correspondía.

Adicionalmente, Armijos informó que el proceso tras la terminación anticipada tiene dos etapas:

Publicidad

  1. La póliza continuará vigente por 90 días.
  2. En este tiempo, Petroecuador convocará a un nuevo concurso -posiblemente la siguiente semana- a través de una licitación o de no alcanzar el tiempo se haría una contratación de emergencia.

En este sentido, el funcionario hizo la invitación a todo organismo anticorrupción para que acompañen el proceso y puedan vigilar que se lo lleve de manera transparente.

Al ser consultado sobre si podría haber una posibilidad de que la empresa afectada, es decir, La Unión, denuncie a la empresa estatal, dijo que esta terminación anticipada consta en las cláusulas del contrato, pero explicó que, por su parte, la empresa petrolera estatal cuenta con todos los respaldos para haber tomado la decisión.

Publicidad

Durante la rueda de prensa un periodista radial le consultó al gerente si ha recibido algún tipo de disposición desde la Presidencia de la República para dicha terminación de contrato. Esto, tomando en cuenta que tras la concesión del contrato se presentó una denuncia por tres delitos: sobreprecio, peculado y falsificación, presentada por el abogado Édgar José Lama, quien sería abogado del presidente Daniel Noboa Azín. Armijos respondió que no.

La empresa aseguradora La Unión tiene como miembros de su directorio a la familia Goldbaum. Entre ellos, la exesposa del presidente Daniel Noboa Azín, Gabriela Goldbaum Smith, que consta como vocal suplente de dicho directorio en la página web de la Superintendencia de Compañías.

El proceso de contrato de la póliza para Petroecuador ha estado envuelto en una serie de denuncias, lo que llevó a levantar una investigación de la Fiscalía a propósito del caso. La empresa Hispana, que ganó el anterior concurso, aseguró que no se convocó con el suficiente tiempo. Hubo denuncias y órdenes de jueces concediendo amparos contradictorios que ordenaban suspender el concurso, así como otros que ordenaban continuar con el mismo. Previamente hubo una denuncia en Teleamazonas, en el sentido de que hubo conversaciones opacas entre funcionarios de EMCO y Petroecuador, que involucraban coimas para promover que se caiga el concurso y continuara la empresa anterior (Hispana) con una extensión del plazo. (I)