El directorio de Petroecuador tendrá este lunes 11 de diciembre su primera reunión extraordinaria de carácter urgente, dentro de la nueva administración del presidente Daniel Noboa Azín. En ella se decidirá la disponibilidad del cargo presentada por el actual gerente (s) de la empresa petrolera, Reinaldo Armijos.

La reunión se dará a partir de las 09:00 y fue convocada por el presidente del directorio de la Empresa Pública de Hidrocarburos del Ecuador EP Petroecuador, Jorge Benavides, quien ostenta ese cargo desde la administración anterior, durante el gobierno de Guillermo Lasso.

En la reunión participarán también la ministra de Energía, Andrea Arrobo, y la secretaria nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), Sariha Moya.

Publicidad

La convocatoria tiene un único punto del orden del día:

  • Conocer, analizar y decidir sobre la disponibilidad al cargo presentada por el gerente general de Petroecuador, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9, numeral 16 y artículo 12 de la Ley Orgánica de Empresas Públicas; artículo 4 numerales 1 y 40 del Reglamento de Funcionamiento de Directorio de la Empresa Pública de Hidrocarburos del Ecuador EP Petroecuador.

Vanessa Nicola, gerenta de Gobierno Corporativo y Gestión de Directorios (e) de EMCO EP, actuará como secretaria ad hoc durante la sesión.

De lo que se conoce, en noviembre pasado, el presidente de EMCO pidió la disponibilidad a todos los gerentes de las empresas estatales. En este sentido, en esta ocasión se analizará la remoción o ratificación de Armijos.

Publicidad

Armijos llegó a la empresa como gerente de Comercio Internacional en septiembre del 2022 y luego reemplazó a Ramón Correa en la gerencia de Petroecuador, en octubre del 2023. Su última decisión anunciada este 7 de diciembre fue terminar de manera anticipada el contrato de seguros con La Unión.

En su administración se incrementó la producción de Petroecuador a 411.000 barriles equivalentes (incluyendo crudo y gas). Previamente planteó la posibilidad de realizar una suerte de preventa petrolera por $ 1.200 millones, que no surtió efecto. (I)