Un deslave de grandes proporciones se llevó la mesa de carretera Chical-Gualchán, a la altura del km 11. La emergencia afecta la comunicación entre las provincias de Carchi, Imbabura y Esmeraldas.

Esta vía permite la circulación de las parroquias de Maldonado y Chical, con la arteria que conduce hacia San Lorenzo e Ibarra. El desprendimiento de la montaña se produjo la madrugada de este jueves, comentó Nilo Ortiz, morador de Peñas Blancas.

Renán Benavides, director del Ministerio de Transporte y Obras Públicas en Carchi, confirmó que una parte de la peña cayó sobre la calzada, llevándose la mesa en una longitud de 200 metros.

#MTOPInforma: vía cerrada por pérdida total de la mesa a causa de las lluvias en el km 11 de la carretera E-186 “ Y de Chical - San Juan de Lachas. Personal y maquinaria de @ObrasPublicasEc se traslada al sector. Tome la ruta alterna Tufiño-Maldonado-Peñas Blancas- San Marcos. pic.twitter.com/K1L2iB8Pjq

El corte de la vía interrumpió el paso de esta carretera es utilizada para movilizar los productos de las dos parroquias que van hacia los mercados de Imbabura y Esmeraldas. “El daño es de proporciones, por lo que he dispuesto el envío de maquinaria y personal que trabajará incluso este sábado y domingo.

Los técnicos estiman que deberá construirse una variante, que demoraría más de ocho días.

Gustavo Champutiz, usuario de la ruta, manifestó que ahora tendrán que salir por Tulcán para viajar a Ibarra o Quito.

Más de un centenar de electores que sufragarán en las dos parroquias carchenses radicados en ciudades de Imbabura y Pichincha tendrán que ingresar por la carretera Tulcán-Tufiño-Maldonado-Chical, aquello los obliga a adelantar sus desplazamientos para cumplir con el voto obligatorio el próximo domingo.

Los pasajeros que quedaron atrapados a los dos lados de la carretera hacen trasbordo caminando, superando el inmenso boquete y arriesgando sus vidas. Árboles, troncos, piedras y lodo están regados en el rumbo. (I)