Una plataforma que muestre los resultados electorales y un registro de ciudadanos para estar vigilantes durante el proceso son parte de las actividades del control electoral prevista por ciertas organizaciones políticas para el próximo 7 de febrero.

Desde la Unión por la Esperanza (UNES), listas 1-5, piensan cuidar el voto en dos formas, según Jorge Vélez, director de Centro Democrático en Guayas.

Afirma que cada distrito está trabajando en la elaboración de un listado de los delegados para realizar el control electoral en los 4.276 recintos a nivel nacional.

Así también han habilitado un registro de voluntarios, que consiste en que los ciudadanos podrán ser delegados para cuidar el voto durante los comicios.

Publicidad

“Es una campaña voluntaria y se invita a registrarse como observadores electorales. Se ha habilitado un link donde te dirige a la página de Andrés Arauz (candidato presidencial por UNES), te contactan vía WhatsApp para la confirmación del correo electrónico y te oficializan como observador en el sector”, explica Vélez, quien resalta que la desventaja de esta herramienta son “los infiltrados”.

En ese sitio web solicitan al ciudadano datos personales como nombres completos, cédula, dirección, recinto electoral, número telefónico, entre otros.

Desde el movimiento Juntos Podemos, lista 33, prevén crear una plataforma para realizar este control, según Juan Fernando Coppiano, director nacional de Comunicación de la organización política.

“Estamos desarrollando una plataforma en la que los ciudadanos cuando finalicen las votaciones, ellos van a poder enviar la información que está en las actas y nosotros vamos a recolectar e informar en tiempo real”, indica.

Coppiano señala que, en estos días, prevén difundir esta alternativa de control electoral para que tanto ciudadano, miembros de las Juntas Receptoras del Voto, representantes de Juntos Podemos y otros partidos que deseen unirse alimenten de información a la plataforma. Estos datos se publicarían en las redes sociales del movimiento y del candidato presidencial Paúl Carrasco.

Afirma que no tienen un número exacto de cuántos observadores de Juntos Podemos estarán en cada recinto, pues asegura que la presencia de ellos será voluntaria y de existir un alto riesgo de contagio, no asistirán.

Publicidad

En SUMA, lista 23, también prevén el apoyo ciudadano para cuidar la decisión de los ecuatorianos, mencionó Fernando León, director en Guayas.

Dice que grupos de amigos, familiares y militantes apoyarán al control. “No pagamos a nadie, las personas que van a trabajar están comprometidas con el proyecto político y eso nos da garantía de un control efectivo”, indica y agrega que ellos enviarán los datos de las actas para colocarlos en una plataforma y además registrarán inconsistencias, en caso de efectuarse.

SUMA tendrá un observador por cada recinto a nivel nacional, que equivalen a 4.276. Y solo en Guayas tendrán un poco más de 2.000. Este movimiento político ya inició en la elaboración de las credenciales que portarán los delegados.

Mientras que desde el movimiento Amigo, lista 16, desde hace más de una semana tienen reuniones entre el candidato presidencial, Pedro Freile, su binomio Byron Solís y otros dos representantes de la organización.

Cuentan con delegados para el control electoral en las provincias de Manabí, Pichincha, Guayas, Cuenca, Los Ríos. En Guayas, por ejemplo, tienen confirmados 300 jóvenes en los cuatro distritos para esta actividad, según indicó su equipo de comunicación.

En tanto, Unidad Popular (UP), lista 2, prevé coordinar con el movimiento Pachakutik, lista 18, un control electoral nacional para cuidar los votos de su candidato presidencial, Yaku Pérez.

Según Alonso López, director de Unidad Popular en Guayas, están analizando esta alternativa. “Estamos teniendo reuniones con Pachakutik y aliados para no duplicar esfuerzos”, dice.

Mientras esto se define, de acuerdo con López ya tienen organizado el control de UP a nivel nacional. En Guayas tienen cubierto el 25% de representantes en las Juntas Receptoras del Voto y el 75% de observadores en los recintos, esto es un poco más de 300 personas.

También tendrán delegados en los centros de digitalización y procesamiento de datos.

López explica que quienes realicen el control electoral desde los recintos enviarán los datos a los dos responsables por cada distrito, estos a los coordinadores provinciales y luego a un centro que concentra lo nacional. (I)