Nemonte Nenquimo, Rosalía Arteaga, Verónica Arias y Gustavo Manrique están en la lista de los cien latinos más influyentes en la acción climática de la oenegé Sachamama.

La elección fue realizada a través de una alianza con WWF, Intitute of Enviroment, Ocean Conservancy, The Nature Conservancy, Global Footprint Network, entre otras oengés internacionales.

A continuación, los ecuatorianos comentan cuáles son los desafíos que tiene Ecuador en temas medioambientales.

'Debemos evitar que petroleras devoren la selva'

La lideresa indígena Nemonte Nenquimo es una mujer waorani y presidenta del Consejo de Coordinación de la Nacionalidad Waorani de Pastaza. Su lucha por la preservación de la selva y el respeto a los pueblos indígenas la llevó a ser reconocida por la revista norteamericana Time como una de las cien personas más influyentes del mundo. También está dentro de la lista de la oenegé Sachamama y ganó el premio Campeones de la Tierra 2020.

Publicidad

Su mensaje para el actual Gobierno y el que vendrá es claro: “Ya basta de la extracción petrolera, que ya no haya más minería, que ya no haya más invasores de colonos en nuestro territorio. Ya basta de encender fuegos (incendios) en la selva”, ha dicho en varias entrevistas.

Además, ha afirmado que temas como el cambio climático han sido bastante debatidos y que se ha hablado mucho a nivel mundial, pero que ya es “hora de ponerse a trabajar y pensar en las futuras generaciones”.

Nemonte afirma que si las actividades extractivas continúan en Ecuador los pueblos indígenas estarán condenados a la extinción, debido a la presión que sufren sus territorios.

Ella seguirá defendiendo el bosque que ama de las industrias y las petroleras que lo quieren “devorar”. Su lucha es por la vida, afirma.

'Ecuador necesita impulsar energía geotérmica'

Rosalía Arteaga, expresidenta de la República, está ligada a los temas de educación y ambiente hace varios años a través de la Fundación Fidal. Apoya la publicación de la revista digital Verde Ecuador y trabaja con jóvenes sobre la responsabilidad ambiental, entre otras iniciativas.

Afirma que si bien el país es considerado megadiverso, y eso implica tener riquezas, también conlleva una gran responsabilidad para conservar los recursos. Una de las mejores formas de proteger los ecosistemas nacionales es la educación transversal, dice Arteaga.

Publicidad

Sin embargo, asegura que esta estrategia no trata de presionar al Ministerio de Educación para que se creen más materias. Añadir una hora semanal al currículum no cambiará mucho la realidad.

Se necesita que los profesores que enseñan Matemáticas, Física, Química, de Ciencias también estén preocupados por el tema ambiental y que con ejemplos prácticos, por ejemplo, expliquen lo importante que es cuidar el agua, no contaminar los ríos, temas de reciclaje, indica Arteaga.

El país también debe fomentar la producción de energía limpia y dejar a un lado los combustibles fósiles. Masificar el uso de la bicicleta, supresión de fundas plásticas y sorbetes. Además, debe impulsar el desarrollo de la energía geotérmica.

'Una reactivación económica verde debe priorizarse'

Verónica Arias tiene amplia experiencia en el tema ambiental. Fue secretaria de Medioambiente de Quito por cinco años. Aunque agradece la designación, no se considera una influencer sino una académica que trabaja en pro de la naturaleza y el medioambiente.

Actualmente lidera la organización Coalición de Ciudades Capitales por el Cambio Climático. Considera que a Ecuador y Latinoamérica les falta mucho por hacer en temas ambientales. Ve con preocupación el aumento de la deforestación en áreas protegidas, la contaminación de ríos y el desmantelamiento de la autoridad ambiental en el país.

Para ella es importante que Ecuador vaya a una reactivación económicamente verde y que se impulse la energía limpia y renovable, especialmente aprovechar las condiciones geográficas “privilegiadas” de Ecuador y fomentar el uso del sol y el agua para la producción de energía.

Afirma que es preocupante que ninguno de los actuales candidatos a la Presidencia haya presentado una propuesta innovadora en este aspecto y con una visión a largo plazo.

Ecuador, según Arias, solo ha visto el camino del petróleo y la minería, y que estos recursos no durarán más de 30 años, por lo que es urgente que se busquen alternativas para un cambio positivo.

'Hay que cuidar la gran bodega que es la naturaleza'

Gustavo Manrique lleva más de 20 años trabajando en proyectos ambientales en el país. Fundó Premios Latinoamérica Verde, una iniciativa reconocida a nivel regional y mundial, y Sambito. Afirma que Ecuador tiene una buena estructura legal partiendo de la Constitución que le da derechos a la naturaleza.

Además, que tiene números muy positivos en reciclado de plástico PET y también un sistema “modelo” de tratamientos de neumáticos usados.

Sin embargo, asegura que al país tiene desafíos. Uno de ellos es el entender al planeta como una gran bodega que da recursos naturales finitos y que con una economía lineal que extrae, distribuye, consume y entierra los recursos se acabarán.

Para él, la pandemia demostró que si la población humana desaparece (confinamiento), el planeta reverdece. El reto es conseguir una economía circular que no entierre los desechos sino que los reutilice y así quitarle presión a la “gran bodega llamada naturaleza” .

Además, tener una mayor regulación del carbono a través de políticas públicas. Con la educación se debe fomentar a la población el gran impacto que tiene en la naturaleza realizar pequeños cambios a nivel personal como por ejemplo, reducir o eliminar el consumo de plásticos de un solo uso. (I)