El nuevo caso de corrupción en Petroecuador, revelado por la justicia estadounidense, se refiere a un solo contrato en el que Pedro Merizalde y Nielsen Arias representaron a la estatal petrolera. El primero como gerente general y el segundo como gerente de Comercio exterior. El contrato 2016-949 se firmó el 6 de diciembre de 2016 con Oman Trading International Limited (OTI), pero es la multinacional Vitol Inc. la que ha admitido en Estados Unidos que pagó sobornos a funcionarios e intermediarios ecuatorianos por esta preventa petrolera.

Se trata de una negociación por la que Petroecuador se comprometió a entregar 17,1 millones de barriles del residuo fuel oil n.° 6 por dos años, a cambio de recibir el pago anticipado de $ 300 millones. OTI, con sede en Dubái, estuvo representada en el contrato por Wa’ll Al Jamall, Sam Naylor y Mark Craig. Una operación parecida a las realizadas por la estatal petrolera desde 2009 con Petrochina Internacional, Unipec o PTT de Tailandia.

Con la información hecha pública por las autoridades estadounidenses se confirmó lo que advirtió el experto Enrique Rosales en julio de 2017: “Detrás de OTI está la compañía Vitol de Estados Unidos”. En ese entonces, Rosales cuestionó que el residuo se entregue en Panamá, y que Petroecuador asuma el costo del transporte hasta ese puerto.

En el acuerdo firmado con la justicia estadounidense y por el que cancelará $ 135 millones de multa, Vitol Inc. reconoció el pago de sobornos en Brasil, México y Ecuador. En el caso de Ecuador, Vitol admitió haber pagado al menos unos $ 1,8 millones a dos funcionarios: uno de Petroecuador, llamado “El Gordo”, y otro del Ministerio de Hidrocarburos. En el esquema participaron también un intermediario de Curazao y dos consultores ecuatorianos; ambos consultores tienen además la nacionalidad española, y uno de ellos la estadounidense. Pero no se han revelado esos nombres.

Publicidad

En el documento consta casi la misma información de otro caso judicial que se hizo público en septiembre y que se investiga también en Nueva York. Los fiscales neoyorquinos acusaron al trader de Vitol, el mexicano Javier Aguilar, por el pago de coimas a cambio de contratos en México y Ecuador. El Departamento de Justicia de EE. UU. explicó a este Diario que los casos son distintos y que el proceso contra Aguilar sigue su curso. El mexicano no se ha declarado culpable.

El proceso
De acuerdo con documentación revelada por el portal Periodismo de Investigación, las negociaciones por el contrato arrancaron el 21 de septiembre de 2016, cuando OTI envió una propuesta para una preventa de fuel oil. Una semana después, el entonces ministro de Finanzas subrogante, Juan Carlos García Folleco, pidió a Petroecuador que suscriba el contrato y luego el procurador del Estado, Diego García Carrión, dio su luz verde. Al día siguiente, 4 de octubre, el directorio de la estatal aprobó varias negociaciones con OTI, con PTT International Trading y Noble Americas.

En el acta se indicó que estas negociaciones “son de competencia y exclusiva responsabilidad de las autoridades, órganos administrativos, técnicos y de asesoría que intervengan en las mismas”. Firmaron José Icaza Romero, como ministro de Hidrocarburos y presidente del directorio; Jorge Wated como delegado del presidente Rafael Correa, y Adolfo Salcedo Gluckstadt como delegado de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). Pedro Merizalde, gerente de la petrolera, actuó como secretario.

Es así que el 12 de octubre se realizó la última mesa de negociación con OTI en Madrid. Viajaron el subsecretario de Financiamiento Público, William Vásconez, y Nilsen Arias, gerente de Comercio Internacional de Petroecuador. Tomando como referencia las negociaciones de los bonos de deuda externa, se determinó una tasa de interés de 6,9 % anual y se acordó una tabla de amortización por el préstamo.

Además, OTI pidió un certificado de pasivo contingente sobre la operación, como respaldo en caso de que Petroecuador “no pueda cumplir con cualquier monto bajo el Contrato de Suministro”. Este Diario trató de contactar sin éxito a Nilsen Arias y a Pedro Merizalde, quien llegó a ser ministro de Hidrocarburos. Tanto Arias como Vásconez han entablado procesos administrativos contra la Contraloría.

En noviembre del 2016 se ajustó la negociación con la participación del Ministerio de Finanzas: la tasa de interés bajó a 6,85 % anual y la entrega del residuo se negoció entre enero de 2017 y junio de 2019. Asimismo, la Procuraduría aceptó que el Estado se someta a la jurisdicción de Londres, en caso de arbitraje.

Publicidad

De acuerdo con un informe realizado por Merizalde para el entonces ministro de Finanzas, Fausto Herrera, el pago de intereses era de $ 29 millones y se contemplaba la entrega de 17,1 millones de barriles, que a un precio de $ 35 por barril sumaba $ 593 millones. De su lado, OTI entregaba los $ 300 millones anticipadamente.

El 28 de noviembre de 2016, el Comité de Deuda aprobó la operación. Firmaron el delegado presidencial y ministro coordinador de Política Económica, Patricio Rivera; el ministro Fausto Herrera, y Adolfo Salcedo en representación de la titular de Senplades, Sandra Naranjo. Como secretario actuó Juan Hidalgo, subsecretario de Financiamiento Público subrogante, en representación de Vásconez.

Registros
Mientras, en 2015, Oman Trading International (OTI) se había calificado como oferente con Petroecuador. El registro lo hizo el abogado Daniel Pino Arroba, quien aseguró a este Diario que fue contratado solo para este trámite y que no tiene relación alguna ni con OTI ni con Vitol. Sí representa a Core Petroleum, añadió.

Desde julio del 2016, Vitol designó como su representante en Ecuador al capitán de la marina mercante José Luis Moreno Herrera, argentino residente en Quito. El poder se publicó en la prensa y la designación era por dos años. La última renovación del nombramiento fue a inicios de 2020.

Desde noviembre de 2011, Moreno fue designado representante de Arkham S. A., también oferente de Petroecuador. Moreno, quien se radicó en Quito desde 2003 y era socio de una empresa de confección de ropa, no respondió a un pedido de entrevista de este Diario.

Aún es incierto cómo Vitol, con sede en Ginebra, obtuvo el combustible que se vendió a OTI. Vitol no podía firmar el contrato por ser privada, ya que Petroecuador solo puede llegar a estos acuerdos con petroleras públicas.

En el acuerdo con la justicia estadounidense relacionado con Petroecuador, Vitol Inc. aceptó haber participado en un esquema de pago de sobornos en Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Curazao, Nueva York y Portugal. La multinacional admitió los términos de la acusación fiscal contra Aguilar, sin dar más detalles. Los fiscales imputan al mexicano de supuestamente haber pagado una comisión por cada barril que entregaba Petroecuador. Los fondos se justificaron a través de la emisión de facturas de una empresa fantasma a otra empresa controlada por uno de los consultores.

El esquema es parecido al que ya publicó este Diario en junio de 2016 como parte de los Papeles de Panamá cuando reveló el cobro de $ 1 de comisión que acordaron los intermediarios Enrique Cadena y Jaime Baquerizo Escobar por la preventa de crudo a Petrochina a cambio de un préstamo de $1.000 millones. En ese caso era Eston Trading Limited que facturaba a Waterway Petroleum cada vez que se entregaba un embarque y el dinero se depositaba en Panamá. Además, según los Fincen Files, Core Petroleum, representada en Ecuador por Pino Arroba, canceló $ 10,2 millones a una compañía del intermediario Cadena Marín.

En el documento de la justicia estadounidense se mencionó el pago de $ 1’863.200 desde cuentas de ese país a cuentas de un intermediario en Curazao. Luego se relata el reparto parcial del dinero entre consultores y funcionarios.

El mexicano Aguilar fue detenido en Estados Unidos el 15 de julio pasado y luego salió libre bajo fianza. Por el momento se ha declarado inocente y su defensa pidió en octubre que se revelaran los nombres de todos los implicados. La respuesta de la Fiscalía fue que ya se había producido medio millón de documentos, que estaban en conocimiento del gran jurado del caso. Las autoridades obtuvieron información de la cuenta de correo de Aguilar que usaba el seudónimo ‘sixtotomas007’. Otra información financiera provino de Panamá y de Curazao.

En octubre, la Contraloría General del Estado de Ecuador decidió iniciar una auditoría al contrato firmado entre Petroecuador y OTI. La Fiscalía anunció que iniciaba una investigación sobre este caso el 3 de diciembre pasado. Este organismo aún no cierra la investigación abierta hace algunos años sobre las preventas con Petrochina.

Petroecuador adjudicó varios cargamentos
Esta semana la nueva administración de Petroecuador adjudicó la venta de varios cargamentos de combustible, licitaciones en las que ya no participó Vitol, que fue eliminada del registro de oferentes de la estatal petrolera.

El pasado jueves Petroecuador adjudicó un cargamento de fuel oil n.° 6 de 190.000 barriles a Petrochina Internacional. El residuo que se entregará en diciembre y el diferencial aceptado fue de -1,88.

El miércoles adjudicó la segunda venta spot de crudo Napo a Trafigura PTE. LTD. La oferta contempló un diferencial de -2,40 para la compra de 720.000,00 barriles, que se entregarán en dos cargamentos también en diciembre de este año. (I)