La industria camaronera es uno de los sectores productivos del país que ha sentido con mayor fuerza los efectos económicos adversos generados por la pandemia de COVID-19, ante la caída de pedidos del crustáceo de China, Estados Unidos y Europa.

Este jueves 3 de noviembre, la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) presentó las cifras de otro problema que afecta las actividades de la cadena de producción del camarón: en los últimos 3 años se han registrado 7 muertes violentas contra camaroneros, más 60 heridos en al menos 92 actos delictivos y pérdidas de producto superiores a los $2,5 millones.

“Insistimos en este tema porque vemos que la Policía Nacional y la Armada del Ecuador, ya sea por falta de recursos económicos, logísticos o de cualquier índole no pueden garantizar la seguridad del sector y sin desligarlos de esta responsabilidad, de alguna manera los camaroneros debemos protegernos ante el embate del crimen organizado que nos golpea a diario”, dijo José Antonio Camposano, presidente Ejecutivo de la CNA.

El último hecho de violencia se registró este miércoles 2 de diciembre cuando siete trabajadores de una camaronera fueron asaltados. Uno de ellos fue herido de bala y el resto recibió golpes. Las víctimas transportaban camarón en una embarcación por el sector Chupadores Grande, en el Golfo de Guayaquil, informó la Cámara Nacional de Acuacultura.

Ante esta situación de inseguridad, el sector camaronero pidió de forma urgente al Gobierno y la Asamblea Nacional "que se realicen las reformas necesarias a la Ley de Armas, Municiones, Explosivos y Accesorios para que se simplifique el proceso para la tenencia y porte de armas". Por otra parte, insistieron en que eliminación "del Impuesto a los Consumos Especiales ICE gravado a la importación de armas, lo que imposibilita adquirirlas y renovarlas".

“Nos dieron permiso para portar amas a los camaroneros, pero no podemos acceder por la tramitología y su costo exagerado. Nosotros los medianos y pequeños camaroneros tenemos la necesidad de obtener un arma por la crisis de inseguridad que estamos viviendo, en medio de una complicada situación económica que nos dificulta contratar a compañías de seguridad para resguardarnos. Autoridades estamos entrando a los meses con más índices delictivos, no lamentemos más víctimas por falta de decisión política”, dijo Miguel Uscocovich, presidente de la Asociación de Camarones del cantón Sucre, San Vicente Chone y Tosagua, en Manabí. (I)