El presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, expresó su descontento este viernes por el veto total del presidente de la República, Lenín Moreno, al proyecto de Código Orgánico de la Salud (COS).

Este código empezó a tratarse en mayo de 2012; en 2016 el Consejo de Administración Legislativa (CAL) lo calificó, una última versión fue aprobada el pasado 25 de agosto por la Asamblea Nacional, con 79 votos. Es decir, para este proyecto se tomaron ocho años.

''Con sorpresa hemos recibido el rechazo del Ejecutivo al COS aprobado por la Asamblea, una Ley que garantiza la atención urgente y prioritaria de salud a todos los ecuatorianos'', expresó el legislador en Twitter, al tiempo que aseguró que el Pleno 'cumplió con su trabajo' y que el proyecto no se podrá volver a tratar sino hasta dentro de un año.

Con sorpresa hemos recibido el rechazo del Ejecutivo al #COS aprobado por la @AsambleaEcuador, una Ley que garantiza la atención urgente y prioritaria de salud a todos los ecuatorianos. El Pleno cumplió con su trabajo. No podremos tratar nuevamente este tema en un año.

Litardo hace referencia al artículo 138 de la Constitución, el cual indica que si el mandatario objeta totalmente un proyecto de ley ''la Asamblea podrá volver a considerarlo solamente después de un año contado a partir de la fecha de la objeción''. Pero, además, la ley agrega que transcurrido este plazo, la Asamblea podrá ratificarlo en un solo debate, con el voto favorable de las dos terceras partes de sus miembros (91 votos), y lo enviará inmediatamente al Registro Oficial para su publicación.

El artículo 138 detalla que si el veto fuera parcial, entonces el mandatario podría haber presentado un texto alternativo para que sea analizado por la Asamblea. Pero el Gobierno vetó totalmente el proyecto del COS al considerar que tanto en enfoque como en contenidos no es acorde a los estándares nacionales e internacionales.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, aseguró -entre otros puntos- que el proyecto del COS fue sometido a una revisión rigurosa con profesionales de la salud, expertos de las sociedades médicas, y se encontraron más de 400 observaciones en términos de forma y fondo.

El asambleísta William Garzón Ricaurte, presidente de la Comisión del Derecho a la Salud de la Asamblea, también rechazó el veto total y aseguró que el proyecto del Código de Salud ''es un articulado técnico científico construido con participación ciudadana''. Agregó que el ministro Zevallos se expresó con ''incoherencia'' sobre el COS.

#LaSaludNoSeVeta. Cuánta incoherencia en lo expresado por @DrJuanCZevallos de @Salud_Ec. El #CódigoDeSalud es un articulado técnico científico construido con participación ciudadana. @cesarlitardo @Lenin @Primicias @teleamazonasec @elcomerciocom pic.twitter.com/JR0jKTCMsi

Este proyecto aprobado por la Asamblea en agosto pasado fue cuestionado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y grupos provida. El Frente Nacional por la Familia junto a otras organizaciones de la sociedad civil y grupos religiosos habían anunciado a inicios de septiembre que recogerían firmas y realizarían movilizaciones para pedir el veto total del COS. (I)