Al ser el proceso por delincuencia organizada un tercer caso penal que deberá enfrentar el expresidente Abdalá Bucaram, la medida cautelar de arresto domiciliario con vigilancia policial las 24 horas del día, emitida el jueves en Quito, se sumará a las medidas de presentación periódica y uso de grillete electrónico que él mantiene en causas abiertas en Guayaquil por delitos de tráfico de bienes patrimoniales y tráfico ilícito de armas y municiones.

El 3 de junio pasado, en un allanamiento a la vivienda del expresidente, la Policía encontró, además de cajas con insumos médicos como mascarillas y pruebas rápidas para COVID-19, una pistola junto con municiones y varios objetos arqueológicos.

Por el caso del arma, Bucaram el 17 de julio pasado fue llamado a juicio y en esa audiencia se le cambió la medida cautelar de arresto domiciliario por la de presentación diaria, uso de grillete electrónico y prohibición de salida del país; mientras que en el caso de los objetos arqueológicos, el 5 de agosto último le formularon cargos y se le dispuso la medida de presentación una vez por semana ante el fiscal del caso, prohibición de salida del país y uso de grillete.

El jurista Felipe Rodríguez cree que en este caso no existe una contradicción normativa sino práctica, pues si a Bucaram se le ha ordenado el arresto domiciliario, se le hará difícil cumplir las dos medidas cautelares de presentación periódica. La salida por la que se podría optar, dice, es solicitar la revocatoria de esas medidas porque estará judicialmente imposibilitado de cumplirlas.

Publicidad

Otro tema en contradicción sería el uso del grillete electrónico, que está dado para ubicar a una persona y que tenga libertad ambulatoria, y la orden de arresto domiciliario con vigilancia las 24 horas.

“Si la persona ya va a estar localizada porque va a estar arrestada en su vivienda y con resguardo ya no cabe el grillete. Esto no es normativo, porque la norma no prohíbe hacerlo, pero es absolutamente ilógico”, afirmó Rodríguez.

Alfredo Arboleda, defensa de Bucaram, reconoce que aunque la jueza del caso por delincuencia organizada ordenó el arresto domiciliario cuando la Fiscalía pedía prisión preventiva, eso generará una dificultad para cumplir las medidas cautelares de los otros procesos penales abiertos. Él asegura que le hicieron conocer a la jueza que su cliente ha cumplido hasta el momento la presentación periódica.

“Conocemos lo que está sucediendo tras estos casos que son netamente políticos y que han perdido su rumbo jurídico”, aclaró Arboleda, al tiempo que dijo que apelarán la medida de arresto domiciliario. Además, Bucaram sostuvo que necesita ir cada tres días donde un especialista para que le revisen su marcapasos..

Mientras tanto, este viernes el expresidente anunció en rueda de prensa que demandaría al Estado, a varios funcionarios públicos y a Teleamazonas, que transmitió el allanamiento en su casa, ocurrido la madrugada del miércoles, pues el exmandatario salía en ropa interior en las tomas en su habitación.

Arboleda informó que ya se ha presentado una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Publicidad

“Todas las violaciones por parte del Estado en contra de estos procedimientos judiciales, porque no podemos permitir que exista una politización de nuestro ordenamiento jurídico”, sostuvo el abogado defensor del exmandatario sobre las razones de estas acciones judiciales.

Comentó que ya el jueves se solicitó una audiencia virtual para exponer el caso ante el organismo internacional. Dijo que además se presentaría una denuncia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por lo que calificó como violaciones del Estado durante los procedimientos judiciales contra Bucaram. Añadió que demandaría también a la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Demandarían a fiscal por caso de vasijas

La defensa de Abdalá Bucaram aseguró este viernes que se alistaría una demanda contra el fiscal César Suárez, quien investiga al expresidente y su hijo Jacobo por el delito de tráfico de bienes patrimoniales, por las vasijas halladas en su casa el 3 de junio. La defensa asegura que el fiscal habría omitido información del reporte del perito. Dicen que las piezas habrían sido un regalo. (I)