El embajador de la República Popular China en Ecuador, Chen Guoyou, ratificó que las trazas de COVID-19 de la exportación de camarón por parte de tres empresas ecuatorianas no se encontraron ni en el interior de los empaques ni en los mismos camarones, sino en el interior del contenedor y en los empaques externos.

Tras asegurar que el sistema seguridad alimentaria de las tres empresas no estaba en regla, Guoyou señaló que, entre los departamentos competentes de Quito y Pekin, buscan una solución adecuada al tema, para superar el problema y que esas empresas puedan recuperar su exportación a China.

China y Ecuador promueven "una pronta solución a este problema", desde el Ministerio de Producción de Ecuador se mantuvo una conversación con Aduanas de China y se ha establecido un mecanismo de trabajo conjunto.

El consenso de principio se basó en el examen virtual a las tres empresas y al puerto de exportación de Ecuador y el compromiso de mejorar la bioseguridad de los productos.

"Me alegro informar que a las 19:00 el viceministro de Pesca de Ecuador tendrá una reunión telefónica con el responsable de la parte China para hacer una coordinación de este caso", agregó el embajador chino.

China es un mercado con 1.400 millones de consumidores y es el mayor mercado del camarón ecuatoriano, que es apreciado por su sabor. "El equipo técnico de los dos países deben seguir en consultas (...) Estoy convencido de que el problema técnico se va a resolver lo más pronto posible", agregó Guoyou. (I)