Tras seis años de mantenerse como consejera del Servicio Exterior, la hija del presidente Lenin Moreno, Irina Moreno González, renunció a su cargo y el Ministerio de Relaciones Exteriores lo aceptó.

Ella ocupó la consejería de Representación Permanente del Ecuador en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York (Estados Unidos) desde el 2014. Su salario actual era de $2034, y el ajuste de 'costo de vida en el exterior' de $5654. Un total de $7668.

Su designación se dio a través de un acuerdo ministerial suscrito el 31 de marzo del 2014 por Ricardo Patiño, cuando este era ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de Rafael Correa.

Publicidad

La información de su salida se confirmó tras divulgarse imágenes del sistema Quipux, que maneja el Gobierno nacional, y a la medianoche del miércoles, el Palacio de Najas dijo que su titular, José Valencia la aceptó.

Hasta la semana pasada, que Moreno González deje el Servicio Exterior no estaba entre los planes institucionales.

Incluso no constaba en la lista de las 85 personas que regresarían al país como parte de la reestructuración de la Función Ejecutiva por la crisis económica que enfrenta el país por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Publicidad

"Es una funcionaria que cumple adecuadamente sus funciones, tengo los mejores reportes de sus superiores, y desde ese punto de vista no tenemos una necesidad de que retorne al país", afirmó Valencia en una entrevista al portal de noticias La Historia.

Su designación generaba críticas, por lo que el primer mandatario aclaró que él "no ha nombrado a ningún familiar en ningún cargo público", y resaltó de su hija que habla cinco idiomas y el mandarín, además que ha sido buena estudiante en sus maestrías en el extranjero. (I)