El COVID-19 ha sido el causante de 2338 muertes en Ecuador -hasta este jueves-. También provocó que el aparato productivo y económico haya tenido grandes pérdidas, en especial el transporte público y municipal. Por esta razón, tanto los transportistas como el Municipio de Quito están en constante diálogos para establecer las seguridades que deben brindar los buses urbanos a los ciudadanos.

El Secretario de Movilidad Municipal, Guillermo Abad, se refirió sobre el tema y manifestó que el reingreso del transporte público a la ciudad tiene que ser totalmente ordenado y con el distanciamiento sugerido por los protocolos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), porque hay que considerar que uno de los mayores puntos de contagio de este virus son los medios de transporte masivos, algo demostrado en Wuhan, China.

En esa ciudad se realizó un estudio llamado "El pasajero A", en el cual se demostró que un portador del virus tenía la capacidad de transmitirlo al 20% de los pasajeros de un bus con capacidad para 48 personas. Además cuando subían nuevas personas, estas también se contagiaban porque el coronavirus tiene la capacidad de permanecer en diferentes superficies por un largo tiempo.

Publicidad

Basados en esta experiencia y con datos importantes de la OMS, que indica que el 62% de los contagios detectados en el mundo nacen en el transporte público -en la estación o con el dinero en efectivo-, están por lo tanto, Abad comenta que están considerando que el retorno de los buses a la ciudad de Quito tiene que ser en una capacidad del 30%, es decir, máximo 27 personas por bus o menos.

Después de la emergencia, el pago será electrónico

En cuanto al cobro de los pasajes, Abad dijo que para evitar el contagio por medio del dinero se ha decidido que el transporte público sea gratuito para que no exista circulante de por medio.

El secretario apuntó que el municipio va hacer un gran esfuerzo económico para entregar compensaciones a los transportistas y de esta forma el pasaje sea gratuito. Así evitan que traten de llevar más pasajeros de lo permitido, ya que ganarán lo mismo.

Publicidad

Abad aseguró que para el pago de este subsidio el cabildo está programando su presupuesto. Esto significa que se van a suspender algunas actividades culturales que se iban a realizar este año. "Con estos recortes esperamos solventar por dos o tres meses dicho subsidio, porque para ese tiempo esperamos que el virus este controlado", afirmó.

En tanto, se espera que en tres meses se modernice el sistema de pago de pasajes al implementar el sistema integrado de recaudo. Esta semana la Secretaria de Movilidad dará a conocer la resolución en la que autoriza a la empresa del Metro, Trole y a los transportistas adquirir el sistema de recaudo en base a las tecnologías abiertas, que permitirán que el usuario pague el pasaje de diferentes maneras: con tarjeta de ciudad, que es una tarjeta inteligente; tarjetas de débito o de crédito o billetera electrónica en el celular. En cuanto a las tarifas, van a ser revisadas en tres meses, según Abad.

Publicidad

Sobre el tema de la reinserción de los buses en la capital también se pronunció el presidente de la Cámara de Transporte del Distrito Metropolitano de Quito, José Santamaría, quien dijo que están trabajando para definir los protocolos y procedimientos que deben aplicarse, de acuerdo con las especificaciones solicitadas por los representante del municipio, que es la utilización del 30% de la capacidad del bus, ya que afirma que ellos plantean llevar solo el 20% de la capacidad para proteger a los usuarios y al operador.

Santamaría también se refirió al alza de los pasajes y dijo que existe un estudio llamado la estructura tarifaria, que viene analizando la Comisión de Movilidad, pero por esta emergencia sanitaria quedó suspendida hasta que se normalicen las actividades. Añadió que las autoridades tienen la responsabilidad de fijar las nuevas tarifas en Quito, puesto afirmó que la capital es la única ciudad del país que no ha tenido un alza en los pasajes y por 17 años se ha mantenido en 25 centavos de dólar.

Transportistas piden reconsiderar cifra

Sobre este tema también habló Jorge Yánez, representante de la empresa de transporte urbano Unitransq, quien manifestó que por motivo de la emergencia sanitaria se van a realizar algunos cambios en el servicio de transporte, como empezar a trabajar con el 40% de la flota total de los buses de la ciudad de Quito, cifra que por el momento sería suficiente, y conforme aumente la demanda de los usuarios se incrementarán las unidades en las calles.

Yánez indicó que el alcalde determinó que el transporte se lo haga gratuito y que se pague la cantidad de 200 dólares por cada bus, pero que ellos insisten en que su producción hasta el 16 de marzo, con una tarifa de 25 centavos, era de 217 dólares. Por eso piden recibir el mismo valor.

Publicidad

El dirigente también señaló que han dado la apertura para la colocación del sistema integral de recaudo.

Bajo este pedido, en la última reunión de la Comisión de Movilidad entre el vicealcalde, Santiago Guarderas, y los transportistas, se redactó la moción que consiste en que se realice una licitación calificada por la Escuela Politécnica Nacional, en la que se califique a las empresas que puedan ofertar el sistema integrado de recaudo.

Las compañías deben tener la tecnología que permita la interconexión con las operadores de teléfono celular para recibir pagos por la tarifa de transporte. Además, también que se pueda pagar con cualquier tipo de tarjeta bancaria o comprando una tarjeta en la tienda del barrio.

La comisión está tratando de que se agilice el concurso público.

Para este sistema de recaudo se armaría un fideicomiso constituido por: el sistema financiero, delegados del municipio y el transporte.

El sistema también debería permitir que se realice el pago conforme a los kilómetros recorridos. (I)