El dinero que dejan los visitantes a los zoológicos con el pago de las entradas es una de las principales fuentes de ingreso de los centros de rescate de animales. Estos permanecen cerrados debido a la emergencia sanitaria ante el coronavirus por lo que sus directores piden donaciones a la ciudadanía para mantener a la fauna silvestre que abergan.

El Zoológico de Quito cerró temporalmente sus puertas al público para precautelar el bienestar y la salud pública. La falta de visitantes –única fuente de ingreso de la institución- representa un punto crítico para garantizar el cuidado médico veterinarios y abastecimiento de comida para los más de 600 animales que se atienden en este centro de rescate, se informó en un comunicado de la entidad.

Por tal motivo, el Zoológico de Quito solicita el apoyo de la ciudadanía para enfrentar esta situación de emergencia.

Más de 700 animales silvestres, perjudicados por actividades humanas, fueron atendidos por Proyecto Sacha en Guayaquil

Publicidad

La entidad recibe donaciones económicas a nombre de Fundación Zoológica del Ecuador en la cuenta corriente N° 3037077804 del Banco Pichincha. El RUC es 1791285972001 y el correo, vheredia@quitozoo.org

Las donaciones al proyecto Sacha, que rescata fauna silvestre en Guayaquil, se esperan en la cuenta corriente del Banco Internacional No. 1400625249 a nombre de la Fundación Proyecto Sacha. El RUC es 0993242721001.

Su directora Eliana Molineros indica que las donaciones de alimento serán necesarias en unos dias, pero las económicas también serán vitales: "Recuerden que estas fundaciones son las que están acogiendo, atendiendo, cuidando, rehabilitando a las víctimas del tráfico ilegal que va en aumento".

En la página de Twitter del Zoológico de Quito (@Zoo_Quito) hay información sobre la fauna local y sus diferencias. En la foto, un olinguito. Foto: Tomada de Twitter

Mientras, más de mil animales protegidos en Amaru Bioparque Cuenca también están siendo afectados por la emergencia sanitaria. Los recursos almacenados durarán aproximadamente 3 semanas por lo que cualquier donación de alimentos, insumos veterinarios o dinero es clave para la autogestión.

Esta útima entidad recauda las donaciones en la cuenta corriente del Banco Pichincha No. 2100064297 a nombre del Zoológico Amaru.

Ante la restricción de movilidad por el COVID-19, el Zoológico de Quito ha desarrollado la propuesta #ElZooVaATuCasa, para brindar al público diferentes contenidos educativos que pueden ser vistos en familia y desde el hogar, vía Internet.

Publicidad

Algunas de las actividades contempladas son una plataforma lúdica para la interacción, videos informativos, tutoriales sobre artes ambientales, audiocuentos, streaming de charlas, entre otras acciones más que serán difundidas a través de la página web www.quitozoo.org y redes sociales de la institución: @QuitoZoo (Facebook), @Zoo_Quito (Twitter) y @Quito_Zoo (Instagram).

El Zoológico de Quito es un centro dedicado al cuidado y rehabilitación de fauna silvestre, víctima del tráfico, la mascotización y la cacería. Su labor también se extiende a la ciudadanía, a través de acciones de educación para la conservación.

Actualmente, a pesar del estado de emergencia, el equipo de zoocuidadores y veterinarios asisten a la institución, ubicada en Guayllabamba, para brindar atención diaria a las especies, sobre todo, a las que se encuentran en proceso de recuperación en la clínica del zoológico.

Este espacio de sanación recibe, anualmente, a decenas de pacientes provenientes del tráfico y del maltrato, que requieren de medicamentos e insumos costosos para su curación.

En lo que va del 2020, 68 animales han llegado a la clínica veterinaria del zoo para recibir atención.

“Estamos en un momento bastante crítico. La alimentación y los tratamientos de los animales no pueden esperar. Debemos asegurar su bienestar, porque ellos dependen de nosotros. En el zoológico, seguimos trabajando, pero necesitamos la ayuda de la gente para obtener los insumos básicos”, explica David Mora, director de Bienestar Animal del Zoológico de Quito.

Una zarigueya rescatada por el proyecto Sacha en Guayaquil. Foto: Tomada de Twitter

Por su parte, Martín Bustamente, director de la entidad, indica que “el zoológico es un espacio ciudadano que depende de la visita del público para su funcionamiento. En estos momentos de emergencia, apelamos a la solidaridad de los ecuatorianos, que siempre han demostrado su sensibilidad y compromiso con el bienestar de la fauna silvestre”. (I)