Las actividades laborales que no puedan acogerse al teletrabajo, opción impulsada por las autoridades de Gobierno debido al coronavirus, podrán ser suspendidas sin que ello signifique el fin de la relación laboral.

Así lo establece el Acuerdo Ministerial MDT-2020-077 que el Ministerio de Trabajo expidió el domingo 15 de marzo del 2020 para regular tres modalidades de trabajo: reducción, modificación o suspensión de la jornada laboral.

El Acuerdo rige solo para el sector privado y mientras dure la emergencia sanitaria en Ecuador que el Estado declaró por la presencia del coronavirus.

En el caso de la suspensión laboral, el documento indica que el esquema es para "todas aquellas actividades laborales que por su naturaleza sean imposibles acogerse al teletrabajo y/o a la reducción o modificación emergente de la jornada laboral".

También se señala que no implica la finalización de la relación laboral, y se anticipa que el empleado deberá recuperar el tiempo no laborado.

Se detalla que una vez levantada la suspensión, la recuperación se concretará "hasta por tres horas diarias" y/o "hasta cuatro horas los días sábados" .

El acuerdo remarca que el trabajador tendrá la "obligación de recuperar el tiempo no laborado", caso contrario "no percibirá la remuneración correspondiente" o deberá devolver "al empleador lo que hubiere recibido".

La disposición, firmada por el ministro Andrés Madero, se expidió toda vez que "es necesario generar medidas adicionales de prevención, a fin de que los trabajadores puedan cumplir sus actividades utilizando modalidades y mecanismos que velen por el derecho supremo a la salud y la vida".

Se indica además que de esta forma se colabora con las medidas sanitarias establecidas por la presencia del COVID 19 en Ecuador. (I)