Actualizado a las 19:24

Tras casi 10 horas de mantener retenidos a diez policías durante su concentración en el Ágora de la Casa de la Cultura, esta noche los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) decidieron entregarlos al Defensor del Pueblo, Freddy Carrión, bajo la supervisión de organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI)  y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fueron liberados minutos antes de las 19:00, en los alrededores de la plaza San Blas, que fue el punto de encuentro con AI y la ONU, cuyos delegados recibieron a los uniformados, a quienes trasladaron hacia el hospital de la Policía.

Publicidad

Los dirigentes de la Conaie, Jaime Vargas, y del movimiento indígena de Cotopaxi, Leonidas Iza Salazar, encabezaron la entrega de forma pacífica, aunque con la inconformidad de sus bases. 

Como respuesta, Iza les dijo que no necesitan más "mártires". 

El dirigente Jaime Vargas dijo que retuvieron a los policías porque "infringieron el espacio donde estuvimos nosotros, pero los señores policías serán devueltos tal cual como salieron de la casa, no como ha hecho la Policía y las fuerzas Armadas con nuestros jóvenes que los cogieron sanos y lso devolvieron heridos o muertos".

Publicidad

"Nos hiere y nos parte el corazón. Hemos venido solo por un objetivo, a luchar por un derecho, en contra del gobierno neoliberal entregado al Fondo Monetario Internacional. El único culpable es el Lenín Moreno", dijo el dirigente.

Retención de policías y periodistas

Alrededor de las 09:00, a su llegada a la Casa de la Cultura, dirigiéndose a cientos de indígenas allí reunidos, el dirigente Jaime Vargas de la Conaie mostró a ocho policías retenidos en el octavo día de un paro que mantiene con actividades anormales al Ecuador. Luego se conoció que también se retuvo a otros dos policías de Inteligencia, que estaban trabajando de manera camuflada en calles aledañas a la institución cultural.

Publicidad

En un encendido discurso, Vargas dijo que con los indígenas no se juega. "Unanse al pueblo, no cumplan esas órdenes de ese señor traidor (en referencia al Primer Mandatario Lenín Moreno) que se ha unido con Jaime Nebot, con (Guillermo) Lasso, unánse al pueblo, señores de las fuerzas armadas, señores comandantes quítenle apoyo (...)". 

Así de "voluntariamente" están los periodistas en la Casa de la Cultura de Quito. Foto de René Fraga. pic.twitter.com/7zhnOfJso8

En la mañana de este jueves, al coronel Christian Rueda, parte de los ocho policías, se le entregó un micrófono para que diga si era o no un secuestrado. 

"Nos hemos acercado pacíficamente a los compañeros, para demostrarle que no queremos más violencia. El mejor camino para buscar soluciones es el diálogo", decía a la multitud que lo insultaba y le decía "asesino". 

En su alocución, se le puso sobre los hombros una bandera del Ecuador, y un sombrero indígena sobre su cabeza, hasta que alguien le lanzó un objeto a su cabeza. 

Publicidad

Además de los policías, durante varias horas también al menos unos 27 periodistas fueron retenidos. El periodista del equipo de Teleamazonas que decidió salir, Freddy Paredes, fue agredido cuando ya caminaba al exterior de la Casa de la Cultura

Vargas anunció que hay un grupo de indígenas que los han traicionado, por lo que decidieron radicalizar el paro. 

Dijo que en este momento están en camino hacia la capital de la República los guerreros de la selva (indígenas amazónicos).

"Vamos a aplicar decisiones fuertes contra esos indígenas que han abandonado esta lucha", dijo.  

Los hermanos que se han puesto a favor de Lenín Moreno, no nos van a dividir, dijo en referencia  a los indígenas de la Conaice, de la que dijo nos acaban de informar que la Conaice (indígenas de la Costa) nos acaba de abandonar.

Tengan presente que su presidente Jaime Vargas jamás se va a vender, compañeros, frente a este gobierno asesino, criminal.

La lucha continúa, dijo en medio de vivas de los indígenas.

Vuelve a interrumpirse el paso en la avenida Patria, al norte de Quito, en los exteriores de la Casa de la Cultura donde se encuentran reunidos líderes del movimiento indígena con sus bases. 8 policías han sido retenidos por indígenas: 7 hombres y 1 mujer. @eluniversocom pic.twitter.com/SSyyszqGDm

A los policías se les reclamaba la muerte de dos indígenas durante los enfrentamientos el miércoles pasado: Inocencio Tucumbi y José Chaluisa. 

Ante ese reclamo, cuatro efectivos cargaron el féretro de Tucumbi en medio de un camino de flores que se hizo para velarlo en el ágora; el cuerpo de Chaluisa continuaba en la morgue.  (I)