El canciller de la República, José Valencia, afirmó la mañana de este jueves que el retiro del asilo diplomático a Julian Assange, obedece a la reiterada violación a las normas establecidas en las convenciones interamericanas sobre asilo, incumplimientos de protocolo especial de convivencia y la intervención en asuntos internos de otros estados.

Además, señaló que los efectos de la concesión de la nacionalidad ecuatoriana a Assange fueron suspendidos el 10 de abril por resolución ministerial de la cancillería, debido a varias irregularidades encontradas en su trámite, por lo tanto, fue un acto administrativo lesivo.

El canciller informó que el embajador de Ecuador en Londres notificó formalmente la decisión de dar por terminado el asilo, y ratificó que la Policía diplomática británica lo tiene bajo su custodia. Assange deberá comparecer ante las cortes británicas para responder por cargos en su contra al haber violado los términos de libertad condicional en el 2012.

Publicidad

La nacionalidad ecuatoriana le fue concedida en 2017 al fundador de WikiLeaks, detenido en Londres este jueves tras perder el asilo diplomático que también le había otorgado Ecuador.

Valencia indicó que Gran Bretaña ha brindado las garantías, por pedido de Ecuador, de que si se llegara a presentar una solicitud de extradición por parte de un tercer país, Assange no sería entregado donde le pueda ser impuesta la pena de muerte o que pueda ser sujeto a torturas o malos tratos.

Valencia reveló que tras la decisión del gobierno varias misiones diplomáticas recibieron amenazas como la embajada de Ecuador en España, por lo que entró en contacto con autoridades de esos países para resguardar la vida de los funcionarios de las embajadas y consulados.

Publicidad

De su lado, la ministra del Interior, María Paula Romo, destacó que las intromisiones de Assange en asuntos de otros estados también incluye intromisión en asuntos de política interna en el Ecuador.

Desde varios años, afirmó, vive en el Ecuador uno de los miembros claves de esta organización Wikileaks, y que se trata de una persona cercana a Julian Assange. Que poseen evidencia suficiente que ha estado colaborando con los intentos de desestabilización en contra del gobierno, y que trabaja de manera cercana con el excanciller, Ricardo Patiño.

Publicidad

La funcionaria aseguró que esa persona, que se identificará en los próximos días, ha viajado en dos ocasiones con Patiño, a Perú y a España. Que en algunas ocasiones los viajes son juntos y en otras las fechas coinciden de manera cercana. La última pista, añadió Romo, se obtuvo a fines de febrero de 2019, cuando viajaron con la diferencia de un día a Venezuela.

El gobierno ecuatoriano, aseguró Romo, tiene identificado a dos hakers rusos que están en el país, cuya información será entregada a la Fiscalía General.

"No vamos a permitir que el Ecuador se convierta en un centro de piratería informática y no podemos permitir que actividades ilegales se desarrollen en el país, ya sea para perjudicar a ciudadanos ecuatorianos o de otros países, o de cualquier gobierno", subrayó.

 

Publicidad

Insistió que en las próximas horas el gobierno revelará algunos detalles que justificaránsobre la decisión que tomó el primer mandatario frente al asilo diplomático de Assange; detalles como por ejemplo, que durante su estadía en la embajada en Londres, durante el gobierno del expresidente, Rafael Correa, y mientras era canciller Ricardo Patiño, se toleró cosas como el hecho de que el asilado ponga heces fecales en las paredes de la embajada y otro tipo de comportamiento de esta naturaleza que está alejado del respeto mínimo que un huésped pueda tener en el país que lo ha acogido de manera generosa.

Los detalles serán revelados por el canciller en su comparecencia ante el Pleno de la Asamblea Nacional, prevista para este jueves a las 09:30. (I)