Las actividades en la ciudad de Tena, capital de Napo, estuvieron paralizadas el lunes por el bloqueo de calles que protagonizaron taxistas, que rechazan la presunta intención de autoridades de avalar la creación de nuevas cooperativas o ampliar los cupos de las ya existentes.

En Tulcán, capital de Carchi, en la frontera con Colombia, el tránsito en un tramo de la vía Panamericana estuvo restringido por transportistas opuestos al funcionamiento de dos fotorradares.

En la ciudad amazónica, William Ledesma, presidente de la Unión de Operadoras de Taxis de Napo, a través de un contacto telefónico con este Diario, señaló que les preocupaba que en el cantón Archidona se crearan cooperativas y compañías, cuando ello no se ajusta, a su criterio, a la realidad de la zona. Y agregó que en Tena no solo se pretendía crear más compañías sino aumentar los cupos de las ya existentes.

Comentó que al gobernador de Napo entregaron un documento con su postura y pidiendo que él convoque a los alcaldes para analizar el tema.

Publicidad

Ledesma no descartó que la manifestación se mantenga e incluso tenga apoyo de otras modalidades de transporte. Refirió que propusieron al alcalde de Tena, Kléver Ron, que firme una moratoria para que en cinco años no se creen más compañías en la ciudad.

La protesta motivó la paralización de clases.

En Tulcán, el bloqueo de la vía Panamericana duró seis horas y se produjo en la localidad San Pedro de Huaca. Allí, transportistas y representantes de las llamadas fuerzas vivas exigieron el retiro de dos fotosensores. Estos aparatos estuvieron tapados con un material en el que se había impreso colores de las banderas de Ecuador y del Carchi.

El viceministro de Transporte y Obras Públicas, Carlos Gómez De la Cruz, fue quien enfundó los dispositivos. Él había mostrado un documento firmado por Miguel Ángel Loja, ministro subrogante, en el que indicaba que no estaba autorizada la puesta de los equipos.

Pese a que la Empresa Pública de Movilidad, Movildenor, anunció el retiro para el mediodía, ello no se cumplía en la tarde, según Patricio Villarreal, presidente de la Unión de Taxistas del Carchi.

Los dirigentes, luego de hablar con el gobernador de Carchi, Edin Moreno, levantaron la medida después de las 14:15 y establecieron un plazo de 48 horas para que sean desinstalados y retirados los equipos.

El miércoles,  a las 12:00, se prevé que el ministro Loja pida la comparecencia del gerente de Movildenor, Édgar López, para finiquitar este tema con la presencia de los dirigentes carchenses que lideraron la paralización. (I)