La aprobación el fin de semana pasado de una reforma tributaria, la más importante según analistas en Estados Unidos desde la década de 1980, que apunta a recortar impuestos a las empresas para incentivar las inversiones, impactaría también la economía del Ecuador.

José Orellana, de Plan A Consulting, señaló que con la reforma se reduciría la tasa impositiva a las empresas desde el actual 35% al 20%, con el fin de impulsar aún más el actual crecimiento de la economía de ese país. En Ecuador, cree que uno de los efectos se reflejaría en la cotización de la moneda.

“Al elevarse el techo del dólar, contra el euro, el yen y el yuan (...) nos afectaría, también un poco en la atracción de la inversión extrajera, porque las empresas se preguntarán: ¿produzco en Ecuador o comercializo en Ecuador?”, expresó Orellana, quien analizó que el dólar en Ecuador es más caro debido a la inflación y al impuesto de salida de divisas que sobrevalora la moneda hasta en un 20% o 25%, un 5% o 10% más que en Estados Unidos.

En cuanto a las exportaciones ecuatorianas a ese país, Orellana explicó que afectaría por el tipo de cambio, pues un dólar fuerte pondría a competir a Ecuador con Colombia y Perú que tienen monedas que se deprecian contra el dólar, y además acuerdos comerciales que los hacen más competitivos que Ecuador, que tiene altos costos de producción, aunque mencionó que estos efectos no serían inmediatos; no así si a finales de este mes no se renueva el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), por medio del cual el año anterior 801 exportadores ecuatorianos (no petroleros) vendieron $ 390 millones a EE.UU.

Para Daniel Legarda, presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), es pronto para proyectar impactos por la reforma, aunque sí reconoció que la medida afectaría en el cambio de la moneda y que están pendientes de lo que suceda.

Señaló que hay que aprovechar las fortalezas del dólar para poder promover al Ecuador como una economía estable que apetezca a inversionistas.

Agregó que con EE.UU. se debe procurar una agenda a largo plazo, tanto en comercio como en inversión. “Es fundamental que Ecuador retome con mucho pragmatismo una recuperación de las relaciones comerciales porque sigue siendo nuestro principal socio comercial”, sostuvo Legarda.

Sobre el SGP, señaló que deben conversar con las autoridades sobre mecanismos de compensación en caso de que no se pueda asumir el arancel durante el tiempo que tome la aprobación en Estados Unidos. (I)

122
países

están, con Ecuador, dentro del Sistema General de Preferencias (SGP) que se cumple este fin de mes.