El presidente de la República Rafael Correa consideró este martes que las filtraciones registradas el lunes en el edificio -a inaugurarse el próximo lunes- de la Plataforma Financiera en Quito, debido a una intensa lluvia, "son cosas normales en nueva construcción" y aseguró que la inundación en la planta baja de la edificación (que incluso cubrió vehículos a la mitad) ocurrió porque los colectores "no tienen la capacidad suficiente".

"¿Pero es tan grave, que es una pregunta a nivel presidencial aquello? Que se inunde un edificio público, ¿es tan grave ahora? Es una buena señal porque significa que no tienen mucho que criticar al Gobierno", contestó el mandatario antes de viajar el martes a Argentina, donde recibirá su doctorado honoris causa número 16. Será su último viaje como mandatario, recordó.

"Qué bueno que el mayor estrago sea que se inunde un edificio público que está por inaugurarse porque antes teníamos muertos (hasta abril se registraron 38 víctimas por el invierno), decenas de millones de dólares en pérdidas. Nada de eso ha ocurrido gracias a todas las inversiones y precauciones que hemos tomado durante estos diez años", sostuvo.

Correa recordó que la atención al público en la Plataforma Financiera, construida por la empresa china CAMC Engineering a un costo superior a los 200 millones de dólares, es normal, y recordó que la del lunes fue "la lluvia más fuerte en los últimos 45 años del mes de mayo". 

"Fue el colector de afuera el que colapsó... pero es insuficiente parece ese colector por eso vamos por nuestra cuenta a modificar el colector. Esos trabajos tomarán unos 90 días, esperamos que no llueva tan fuerte como el día de ayer (lunes) y que no volvamos a sufrir esos problemas", dijo Correa, quien anunció que las obras costarían 800.000 dólares.

"En el edificio hay terraza y ahí hay jardines y con la lluvia ha filtrado agua pero es en el último piso, son cosas normales en un edificio en construcción. Se está revisando para impermebealizar todo aquello de la mejor manera".

(I)