“La Fiscalía miente”. Con esa frase el presidente Rafael Correa rechazó un comunicado de ese organismo sobre las investigaciones en el caso Odebrecht y que contemplan declaraciones de Rodrigo Tacla Durán, abogado de la constructora detenido en España.

El boletín, a juicio del mandatario, interpreta la versión de Tacla y sin prueba alguna vincula al exministro Alecksey M. con una supuesta coima de $ 1 millón, en el 2011, por la construcción de la central Toachi-Pilatón.

Correa calificó de “error garrafal” la relación de los hechos presentada por la Fiscalía. Explicó que el cruce de fechas entre la firma del contrato y la entrega de la hidroeléctrica no calza ni tiene sentido con respecto de las fechas en que el señalado fue funcionario.

Publicidad

Y se ratificó en que mientras no haya pruebas, no se puede hablar de un ilícito ni de cohecho. Que por ahora lo discutible es que no se haya declarado esa transacción ni se hayan pagado impuestos sobre ella. “Lo más grave es que Tacla nunca lo dijo; es un invento de la Fiscalía”.

Insistió en que su gobierno no ha tolerado la corrupción y anunció que Alianza PAIS hará cambios en su código de ética para mayor austeridad de los militantes que sean funcionarios. Por ejemplo, que vehículos del Estado sirvan solo a quienes los necesitan por seguridad.

Reforma en pensiones
Correa anunció que la próxima semana enviará a la Asamblea un paquete de reformas al régimen de pensiones alimenticias y tenencia de hijos, para corregir los abusos. Dijo que los padres y las madres tienen derecho de disfrutar la niñez y adolescencia de sus hijos, que se harán cambios y se buscará la coparentalidad en todos los ámbitos. Y llamó a no confundir justicia con venganza. (I)