Bajo un intenso sol y una temperatura que bordeaba los 34 grados centígrados, Lenín Moreno, candidato presidencial de Alianza PAIS (AP), hizo el cierre de campaña en Babahoyo, provincia de Los Ríos.

Sus actividades se iniciaron a las 12:00 en un hotel de este cantón, donde una televisora local acondicionó un set para grabar una entrevista que sería retransmitida hoy. Su llegada se dio en medio de los vítores de seguidores.

Enseguida, Moreno acudió a la casa de Carlos Haro, un joven con capacidades especiales y beneficiario del bono Joaquín Gallegos Lara, a quien le entregó un quiosco acondicionado para la venta de batidos, tostadas y snacks. Allí no le tocaba dar un discurso, recriminó en público, pero ante la presencia de un micrófono dijo que el quiosco era “una gentil donación de un empresario, porque todo el mundo debe participar en este gran propósito de crear microemprendimiento”.

Luego de beber un cuarto de vaso de batido preparado en el mismo quiosco, por la insistencia de la madre de Carlos, Moreno acudió hasta la zona del Malecón de Babahoyo, donde una tarima se había convertido en el escenario de artistas como Rocco y Blastie.

Publicidad

En ese instante hizo su aparición Jorge Glas, candidato a la Vicepresidencia, cuyo discurso fue dirigido en contra del presidenciable de CREO-SUMA, Guillermo Lasso. “Donde están sus pantalones banquero”, cuestionó Glas por la supuesta negativa del candidato opositor de acudir ante un notario y declarar que no se benefició del feriado bancario de 1999.

Moreno también apuntó contra Lasso en su intervención, incluso cuestionó a su esposa, María de Lourdes Alcívar, por acompañarlo de la mano durante toda la campaña e ironizó que sería porque no confiaba en su esposo.

Dijo que para él amor no significa que el hombre “ande arrastrando de los pelos, de las manos”, a las mujeres. Y aseguró que por eso su esposa, Rocío González, no estaba con él, que estaba trabajando por la campaña, en otro sitio.

Moreno pidió, además, a la audiencia que averigüe el lugar de nacimiento de los hijos de Lasso, luego de señalar que familias de cierto estrato social prefieren que sus hijos nazcan en Miami, EE.UU., y no en Ecuador. Refirió que su hija le manifestó su deseo de que sus trillizos nacieran en el país, en una clínica privada de La Puntilla, en Samborondón.

En medio de los cuestionamientos a su contenedor, Moreno dijo que implementará un plan de chatarrización de las herramientas de los agricultores, que construirá dos universidades que beneficien a los jóvenes de Los Ríos, que no negará la matrícula, incluso a los adultos que quieran estudiar.

Aquí también se refirió a Lasso, al recordar que como bachiller él también podrá terminar la universidad. (I)

Publicidad

Propuestas

Incrementar el Bono de Desarrollo Humano de $ 50 hasta $ 150.

Fomentar empleo juvenil con la entrega de créditos de hasta $ 15.000 para iniciativas de emprendimiento.

325 mil viviendas para personas pobres del país.

Duplicar la pensión para adultos mayores a $ 100.