Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli

Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
En Esmeraldas, se ubica la compañía de Jorge Vivar Quinteros, Jvseimec Cía Ltda.
Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
Unos $ 110 millones en obras se subcontrataron con empresas ligadas a un exfuncionario vinculado por décadas a la Refinería de Esmeraldas.
Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
Sede de la compañía Tesca Ingeniería del Ecuador S.A., en la vía de la Refinería en Esmeraldas.
Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
La compañía Vestsacer, en un edificio en el norte.
Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
La empresa Plameri se ubica en un edificio en el norte de Guayaquil.
12 de Enero, 2017
12 Ene 2017

El nombre de un exfuncionario de la Refinería Estatal de Esmeraldas se repite en la cadena de contratos que le ha dado el exgerente de Petroecuador, Carlos Pareja Yannuzzelli, a la empresa Tesca Ingeniería del Ecuador S.A., desde hace unos cuatro años.

Aunque no figura como contratista directo, Armengol Alfonso Cevallos Díaz, a través de su empresa y otra vinculada, ha recibido de Tesca $ 110 millones, del total de $ 129 millones en contratos que Pareja firmó con los representantes de Tesca, Jaime Morillo Wellenius y Ángel Astudillo Calero, según registros de las compañías.

En documentos donde se detallan los subcontratos, a los que tuvo acceso este Diario, las compañías ligadas al esmeraldeño Armengol Cevallos, de 54 años, constan como beneficiarias en las contrataciones que ha recibido Tesca de Petroecuador, desde el año 2012.

Según los informes de las mismas compañías, los contratos que recibía Tesca luego se subcontrataban con empresas de Armengol o de sus familiares, y más tarde se volvían a subcontratar a otras compañías, algunas vinculadas, las que finalmente eran las que tenían que ejecutar las obras.

Así lo evidencian, a modo de ejemplo, tres contrataciones de obras y servicios de construcción para la refinería de Esmeraldas. Uno de los contratos fue para “la construcción y montaje de tres tanques para almacenar NAO (120.000 barriles), NBE (200.000 barriles) y Diesel (200.000 barriles) en Refinería Esmeraldas”. El 19 de noviembre del 2012, Carlos Pareja, como gerente de refinación de Petroecuador, le adjudicó este contrato a Jaime Morillo, apoderado de la empresa Tesca por un monto de $ 47,9 millones.

El plazo establecido fue de 36 meses. No obstante, tres años después, este mismo contrato, Tesca se lo transfiere a la empresa Vestsacer, de Armengol Cevallos, pero por un monto de $ 36 millones, $ 11 millones menos. Lo hace mediante la firma de dos subcontratos, (ambos el 30 de noviembre del 2015): uno para la ejecución de obras civiles y otro para obras adicionales, por $ 15 millones y $ 21 millones, respectivamente. El plazo fijado fue de 18 meses.

Más tarde, Vestsacer, transfiere la obra por $ 22 millones a la empresa Indigi S.A. Y lo hace mediante la firma de dos subcontratos (ambos el 21 de diciembre del 2015), de igual manera, para la ejecución de obras civiles y para obras adicionales, por $ 12,5 millones y $ 9,8 millones, respectivamente. El plazo, fijado fue de 17 meses.

Al cabo de cuatro años de firmado el contrato original entre Petroecuador y Tesca, la construcción de los tanques no está terminada. Varios empleados y técnicos de la refinería de Esmeraldas contaron -bajo la reserva de su nombre por temor a represalias- que el año pasado comenzaron los trabajos de movimiento de tierra.

“Llevan años intentando construir unos tanques, pero ha quedado parado, no se cómo se les mete en la cabeza construir unos tanques en una loma.., han sacado tierra como usted no tiene idea”, criticó un técnico.

La empresa que ejecuta los movimientos de tierra es Indigi S.A., gerenciada por Hernán De la Torre Ruales, quien asegura que para la construcción de los tanques fue contratado por Tesca: “Yo no soy contratista de Petroecuador. Indigi jamás ha firmado un contrato con Petroecuador. Yo fui contratado por una empresa que sí tiene contrato con Petroecuador para los tanques, que es Tesca, entonces simplemente tengo un subcontrato con ellos”.

De la Torre asegura, sin mostrar documentos, que Tesca lo subcontrató para hacer la topografía y el movimiento de tierra en el 2013 y el 2015. “El movimiento de tierra debe estar hecho el 50%, un tanque ya esta terminado, el otro tanque lo van a comenzar a hacer inmediatamente”, explicó el subcontratista, quien refirió conocer a la empresa Vestsacer. “Todo el mundo conoce quiénes son los contratistas del Estado, así como sé quién es Geinco, como sé quién es el señor Vivar”.

De la Torre dijo no conocer a Armengol Cevallos, quien figuró en la nómina del consorcio que su empresa Indigi formó con la compañía Offshore Gas & Oil (consorcio Offshore Indigi) para ejecutar la construción del poliducto Ambato-Riobamba, contrato dado por Petroecuador en el 2012 por un monto de $ 17,9 millones.

“No se si (la compañía) Offshore le haya contratado en algún momento como asesor, pero (conocerlo) a él directamente, no le podría decir, había más de 300 empleados”, dijo.

El gerente de Tesca, Jaime Morillo Wellenius, no aceptó una entrevista. “Yo le aviso, tengo que pedir autorización a casa matriz”, dijo el pasado 21 de noviembre. Una semana después, Morillo dijo que no había recibido autorización.

Tesca es subsidiaria de la empresa Mantenimientos, Ayuda a la Explotación y Servicios S.A. (Maessa), sucursal extranjera domiciliada en Ecuador desde el 2011. A Maessa, Carlos Pareja Yannuzzelli, por Petroecuador, le dio un contrato que también terminó en manos de compañías vinculadas a Armengol Cevallos o sus socios.

Se trata del contrato para el “Diseño, construcción, instalación y puesta en operación del nuevo horno para la planta universal Refinería La Libertad”, firmado el 10 de marzo del 2014 entre Pareja, entonces gerente de la Unidad de Negocios de Petroecuador, y Maessa, representada por Ángel Astudillo Calero. El monto fue de $ 14,6 millones, lo que incluyó un contrato inicial, un complementario y órdenes de trabajo.

Sin embargo, una semana después, Maessa subcontrató a la compañía de Armengol (Vestsacer)por $ 13 millones ($ 1,7 millones menos del valor original de Petroecuador).

Y el 24 de marzo, Vestsacer transfirió el contrato a dos empresas, por un monto de $ 7,3 millones. Una de ellas fue la contratista Jvseimec, de propiedad de Jorge Vivar Quintero, por un valor de $ 5,1 millones, mientras que a la empresa Ditecservice S.A. le otorgó la obra civil, eléctrica y electrónica, por un costo de $ 2,2 millones. Washington Mora Jara, yerno de Armengol, es actualmente uno de los propietarios de Ditecservice S.A.

Este Diario solicitó una entrevista a Ditecservice, pero su gerente, Edgar Flores, pidió que se le envíe las preguntas por correo electrónico, pero no respondió. EL UNIVERSO también buscó a Jorge Vivar Quintero, gerente de Jvseimec, pero no respondió los correos enviados, tampoco cuando un equipo periodístico acudió a su empresa en Esmeraldas.

Lea también: Armengol, subcontratista que se trasladaba en su helicóptero

Otro subcontrato de obras civiles en el que la compañía de Armengol figura en el medio de la contratista Tesca y la que ejecuta la obra es la “construcción de la nueva planta de Aguas Amargas en Refinería Esmeraldas”, firmado el 16 de diciembre del 2014 entre Carlos Pareja Yannuzzelli, por Petroecuador, y Ángel Astudillo Calero, entonces representante de la compañía Tesca. El monto, $ 26,5 millones, y el plazo, 10 meses, según documentos.

En un esquema similar, Tesca transfiere este contrato a la empresa de Armengol, Vestsacer S.A., el 26 de diciembre del 2014, por un monto de $ 22,8 millones, es decir $ 3,5 millones menos que el valor original. El plazo fijado fue “el establecido entre Tesca y su cliente E.P. Petroecuador”, según documentos de Vestsacer S.A.

Más tarde, Vestsacer contrata a la empresa Jvseimec Cia Ltda, de propiedad de Jorge Vivar Quintero, para que realice una parte de la obra, esto es los montajes de equipos estáticos, rotativos y tuberías, por un monto de $ 3,1 millones. No se menciona en los documentos de Vestsacer otros proveedores contratados para la construcción de otros servicios dentro del proyecto de la nueva planta de aguas amargas Z3.

La empresa Vestsacer, ubicada en el edificio Trade Building, en el norte de Guayaquil, no atendió un requerimiento de información de este Diario. La actual gerente de la compañía, Priscilla Cevallos, hermana de Armengol Cevallos, no aceptó una entrevista y afirmó que su hermano se encontraba de vacaciones. “No tengo por qué dar entrevistas, nosotros no somos contratistas directos”, dijo el viernes 5 de diciembre.

Cuando se le indicó que, según los documentos, Vestsacer había recibido subcontratos para obras de Petroecuador, Priscilla Cevallos respondió cortante:”Eso lo dice usted”.

Lea también: La Refinería estatal de Esmeraldas suma ya más de $ 2.134 millones en contratos

Otra obra dada por Petroecuador a Tesca y que luego se transfiere a una compañía ligada a Armengol Cevallos es el contrato para “la Reparación y mantenimiento integral de tanques en Refinería Esmeraldas”, firmado entre Carlos Pareja Yannuzzelli como gerente de Refinación, y Jaime Morillo Wellenius, apoderado de Tesca. El monto ascendió a $ 54,9 millones, esto es $ 28,9 millones del contrato principal, y $ 25,9 del complementario. Se firmaron el 21 de enero del 2013, y el 21 de marzo del 2014, respectivamente. El plazo fue de 24 meses cada uno, en total 4 años.

La obra pasó a las manos de la empresa Plameri, subcontratada por Tesca a un monto de $ 50,8 millones, es decir $ 4 millones menos que lo adjudicado por Petroecuador a Tesca.

Plameri S.A. es una compañía de la que hoy son socios el primo de Armengol, Glubis Cuero Díaz, y William Bernal Torres, quien se desempeñó como superintendente de la Refinería de Esmeraldas en el 2002 y también fue socio de la empresa Vestsacer.

Petroecuador no aceptó los pedidos de entrevistas de este Diario. Su exgerente y exministro Carlos Pareja, hoy prófugo, está investigado por la Fiscalía, acusado de haber recibido sobornos de contratistas, quienes se habrían beneficiado de contratos millonarios. (I)

Armengol, nombre ligado a los contratos de Pareja Yannuzzelli
Política
2017-01-12T10:58:23-05:00
Unos $ 110 millones en obras se subcontrataron con empresas ligadas a un exfuncionario vinculado por décadas a la Refinería de Esmeraldas.
El Universo