La XXIII Marcha del Orgullo LGBTIQ (Lésbico, Gay, Trans, Bisexual, Intersex, Queer) congregó este sábado a cientos de personas en el centro de Buenos Aires en defensa de la diversidad sexual.

La jornada comenzó en la emblemática Plaza de Mayo, donde se celebraron actividades desde la mañana, bajo el lema "Por más igualdad real: Ley Antidiscriminatoria y Estado laico".

Desde allí, a media tarde, arrancó el tradicional desfile con carrozas, que puso color al trayecto que separa la Casa Rosada y la Plaza del Congreso para dar visibilidad a la diversidad sexual.

Al terminar el desfile, se pronunciará el discurso general y se realizarán los tradicionales abucheos y reconocimientos, antes de dar paso a un concierto.

Publicidad

La XXIII Marcha del Orgullo LGTBIQ fue organizada por más de 30 organizaciones que trabajan a favor de la diversidad sexual en Argentina.

Marcha en Chile

Cientos de jóvenes se reunieron este sábado para celebrar la novena versión del "Gay Parade Chile" en uno de los principales paseos peatonales de Santiago, haciendo un llamado a la igualdad social y legal para las familias homoparentales.

Con cuatro escenarios montados en el Paseo Bulnes, frente al Palacio de la Moneda, los participantes protagonizaron una verdadera fiesta animada por bandas electrónicas y pantallas gigantes, en las que se desplegaban lemas alusivos a la actividad.

Publicidad

Algunos con coloridos disfraces se desplazaban por la zona y bailaban al ritmo de la música, pese al quemante calor del verano austral.

"La convocatoria supera todas las expectativas", señaló el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), organizador del evento.

"Esto implica el masivo respaldo a la igualdad para las familias homoparentales, así como un claro rechazo a quienes se oponen a los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales", agregó.

Rolando Jiménez, líder del Movilh, sostuvo que "este es el primer evento masivo para las familias homoparentales, pues han sido estos grupos humanos los que junto a sus hijos han sido víctimas de la ignorancia y el desprecio de grupos fundamentalistas que tanto daño hacen a la armonía, la paz y la justicia social".

Publicidad

"Junto con demandar matrimonio igualitario, venimos a decir aquí que quienes son profamilia son quienes apoyamos la igualdad de los derechos para las familias homoparentales", agregó.

Jiménez criticó la postura de algunos partidos de la derecha chilena, de la Conferencia Episcopal Católica y algunas Iglesias evangélicas que, a su juicio, son "antifamilia".