El primer vuelo con astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) de la nave Starliner de Boeing fue aplazado nuevamente, de marzo a abril de 2024, un año después de lo planeado.

Si bien Boeing apunta a marzo para tener la nave espacial lista para volar, los equipos decidieron durante una evaluación de los preparativos que un lanzamiento en abril “se adaptará mejor a las próximas rotaciones de tripulación y misiones de reabastecimiento de carga esta primavera”, informa la NASA.

Todo depende de una exitosa prueba de caída a gran altura con modificaciones en los paracaídas para aumentar la seguridad, que también ha sido ahora postergada de noviembre a “principios de 2024″, además de satisfacer otras preocupaciones técnicas y de seguridad cruciales tanto en Boeing como en la NASA.

Publicidad

Los módulos de tripulación y servicio de Starliner permanecen acoplados y esperan la continuación del procesamiento estándar previo al vuelo. El cohete Atlas V de United Launch Alliance también se encuentra en Florida, en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, a la espera de integrarse con la nave espacial.

Los astronautas de la NASA Butch Wilmore y Suni Williams que volarán a bordo de Starliner en su primer vuelo con tripulación a la Estación Espacial continúan entrenándose para su misión de aproximadamente ocho días al laboratorio orbital, detalla Europa Press.

Starliner completó dos pruebas de vuelo sin tripulación, incluida la Prueba de vuelo orbital-2, que se acopló a la estación espacial el 21 de mayo de 2022, tras un lanzamiento dos días antes desde Kennedy. La nave espacial permaneció acoplada a la estación espacial durante cuatro días antes de aterrizar con éxito en el campo de misiles White Sands en Nuevo México.

Publicidad

Starliner es la alternativa de uso a la Crew Dragon de Space X, que ya ha sido ampliamente utilizada, para el transporte privado de astronautas a la Estación Espacial Internacional contratado por la NASA.