Según reporta el portal especializado MacRumors, la compañía de la manzana mordida estaría preparando grandes cambios para su línea de iPhones en los próximos años.

El medio revela que el respetado analista de Apple Ming-Chi Kuo dice que Apple llevaría el sistema de reconocimiento Face ID debajo de la pantalla en sus dispositivos móviles a partir de 2023. Asimismo, considera que estos celulares también tendrían un lente de periscopio.

Desde su debut con el iPhone X, el notch ha servido principalmente para albergar el sistema de cámara TrueDepth que habilita Face ID. Si bien es cierto que Apple está planeando un notch más pequeño para los iPhones 2021, presumiblemente, si el gigante tecnológico puede albergar el sistema de reconocimiento facial debajo de la pantalla, eliminaría por completo la necesidad del notch.

Kuo también había declarado anteriormente que al menos un modelo de ‌iPhone‌ de gama alta en 2023 contará con un escáner de huellas dactilares debajo de la pantalla, sin un notch y una pantalla completa. En este caso, contaría con un pequeño agujero en la pantalla, en donde estaría la cámara frontal.

Según reporta MacRumors, Kuo no proporciona detalles sobre si Apple ofrecería un sistema Touch ID y Face ID debajo de la pantalla, o si la tecnología de reconocimiento facial debajo de la pantalla seguirá siendo exclusivo de los iPhones de gama alta.

Según Kuo, de cara a 2022, Apple planea reducir las opciones de pantalla disponibles, y eso significa que no veremos más el formato mini después en el siguiente lanzamiento de teléfonos. Todo apunta a que la pantalla de 5,4 pulgadas de los iPhone mini no ha sido el éxito de ventas que esperaba la compañía, así que habrían decidido limitarse a solo dos tamaños diferentes de pantalla.

Las últimas mejoras que lanzará Apple en sus iPhone el próximo año tienen que ver con la cámara. Según parece, los nuevos modelos incluirán lentes de 48 megapíxeles y serán capaces de grabar imágenes a una resolución 8K. (I)