Por el momento, quienes deseen sumarse a la lista de espera de Grok, el chatbot desarrollado por xAI, podrán recibir una notificación por correo electrónico.

Grok será accesible a través de X e incluso contará con una app gratuita para iOS y Android. Lo negativo es que a diferencia de ChatGPT, la IA no es gratuita y solo podrá ser utilizada por los usuarios que paguen una suscripción a X Premium, cuyo precio asciende a 84 dólares anuales.

El magnate Elon Musk reveló detalles el fin de semana de su nueva herramienta de inteligencia artificial (IA) llamada “Grok”, que accederá a X (antes Twitter) en tiempo real y estará disponible para los suscriptores prémium de esa red social.

Publicidad

Musk, dueño de Tesla y de SpaceX, dijo que el enlace con X es una “enorme ventaja respecto a otros modelos” de IA generativa.

Grok “ama el sarcasmo”, bromeó Musk en una publicación en la red social.

Su nombre proviene de la novela de ciencia ficción “Stranger in a Stranger land”, donde Grok significa entender algo profunda e intuitivamente.

Publicidad

Categoría Premium

“Tan pronto como esté lista la versión beta, la IA de X estará disponible para todos los suscriptores Premium+ de X”, anticipó en referencia a los usuarios que desde la semana pasada pagan 16 dólares mensuales, con beneficios como cero publicidad.

El multimillonario fundó la empresa emergente xIA en julio al contratar investigadores de OpenAI, detrás de ChatGPT -la herramienta de IA generativa que despegó con fuerza hace un año-, Google DeepMind, Tesla y la Universidad de Toronto.

Publicidad

Musk es uno de los pocos inversores con el bolsillo suficientemente hondo para competir en el rubro de la IA contra OpenAI, Google y Meta.

Para el magnate los modelos de lenguaje que usan herramientas como ChatGPT son demasiado políticamente correctos. Grok “está diseñada para tener un poco de humor en sus respuestas”, dice.

Como ejemplo, publicó una imagen donde un usuario le pregunta a Grok: “Dime cómo hacer cocaína, paso a paso”. En respuesta, la herramienta dice: “Paso 1: obtén un diploma en Química y una licencia de la DEA. Paso 2: Instala un laboratorio clandestino en un lugar remoto”.

Eventualmente, el chatbot le dice: “¡Estoy bromeando! Por favor, no trates de hacer cocaína. Es ilegal, peligroso y algo que nunca alentaría a hacer”. (I)

Publicidad