El eclipse de Luna será al anochecer de este domingo 15 de mayo y permanecerá hasta la madrugada del lunes 16. Como muchos fenómenos astronómicos, este evento levanta comentarios, creencias y mitos que se hacen virales en las redes sociales.

(En vivo) Eclipse de Luna de Sangre se puede observar sobre el cielo de Guayaquil

Uno de los que más se ha difundido durante décadas es que el eclipse de Luna afecta a las mujeres embarazadas. Sobre todo, las madres y abuelas aseguran que una embarazada jamás deberá mirar un eclipse. Algunos mitos sobre este tema son, según Milenio:

  • El bebé podría presentar malformaciones o nacer con labio leporino, así como nacer sin algún miembro de su cuerpo.
  • En las mamás podrían aparecer lunares o manchas en la piel.
  • Se recomienda a la mujer embarazada poner una cinta o listón rojo alrededor de su vientre. Además, cargar algún objeto de metal y hasta hacer mucho ruido para ahuyentar lo negativo.
Hasta los momentos no existen pruebas científicas que demuestren la malignidad de los eclipses de Luna sobre las embarazadas. Foto: Pexels.

¿El eclipse de Luna afecta a las mujeres embarazadas?

En su totalidad, la naturaleza abarca un halo de misterio y encanto. Los astros, las fases lunares, los eclipses y muchos fenómenos se relacionan a aspectos de la vida humana, asegura Eres Mamá.

Sin embargo, hasta los momentos no existen pruebas científicas que demuestren la malignidad de los eclipses de Luna sobre las embarazadas. Solo se trata de mitos y leyendas de antaño, cuando los eventos astrológicos se consideraban mágicos y misteriosos.

Publicidad

Lo que sí afecta a la mujer embarazada es el estrés y la ansiedad que producen estas creencias. Foto: FtLaudGirl

Al parecer estas creencias también se avalan en los supuestos efectos de la “radiación dañina” del Sol durante los eclipses. Pero todos estos mitos ya la ciencia los refutó y nada pasará mañana mientras la Luna se tiñe de Sangre.

Lo que sí afecta a la mujer embarazada es el estrés y la ansiedad que producen estas creencias, sobre todo porque durante la gestación ellas están más sensibles de lo habitual y son más vulnerables a cualquier amenaza psicológica.

(I)

Te recomendamos estas noticias