Marilyn Vos Savant, nacida en San Luis, Misuri, 11 de agosto de 1946. Es una columnista, escritora, conferenciante, matemática, literata y novelista estadounidense que pasó a ser una celebridad mundial tras ser catalogada en el Libro Guinness de los Récords como la persona con el cociente intelectual más alto del mundo: 228.

Desde 1986 escribe “Pregunta a Marilyn” (Ask Marilyn), una columna dominical en la revista Parade donde responde a preguntas de los lectores acerca de varios temas.

En 1990 Savant publicó en su columna la solución del problema de Monty Hall, propuesta y resuelta en 1975 por el estadístico Steve Selvin, un problema que pertenece a la teoría de la probabilidad.

Publicidad

La mayoría de los lectores que le escribieron a Savant concluyeron que su razonamiento era falso, pero al fin se demostró que la solución original de Selvin era correcta.

Aunque la respuesta de Savant fue acertada, lo que siguió para ella fue un viaje de pesadilla, plagado de insultos, suposiciones basadas en el género y persecución académica, tal como lo publica Magnet.

Captura de video de Marilyn Vos Savant durante una entrevista en el programa ‘Full Frame’ en agosto de 2016. Foto: Cortesía

Cómo se mide el coeficiente intelectual, cuál es el más alto del mundo

Marilyn Vos Savant, el coeficiente intelectual más alto

El 9 de septiembre de 1990, Savant publicó en su columna un problema planteado y resuelto en 1975 por el estadístico estadounidense Steve Selvin, con la siguiente pregunta: «Imagínese que está participando en un concurso televisivo y que tiene que escoger entre tres puertas.

Publicidad

Una puerta oculta un coche mientras que las otras encierran un par de cabras. Usted selecciona la puerta con el número 1 y el presentador, que sabe lo que está escondido detrás de cada una de las puertas, abre la tercera puerta, dejando ver una cabra.

Ahora le pregunta a usted, si es mejor quedarse con la primera puerta o si usted prefiere seleccionar la segunda puerta. ¿Es mejor cambiar de puerta?”

Publicidad

Savant respondió que era mejor seleccionar la segunda puerta, aumentando las probabilidades de ganar el coche de 1/3 a 2/3. A raíz de ello, recibió unas diez mil cartas, la mayoría de los remitentes creía que las probabilidades de ganar el coche 1/2 eran las mismas para las dos puertas.

Marilyn Vos Savant en una entrevista en el programa ‘Full Frame’. Foto: Cortesía

El problema de Monty Hall de 1975 fue analizado por empleados de la CIA, del MIT, del Laboratorio Nacional de Los Álamos y en más de mil escuelas americanas.

A pesar de esas reacciones mayoritariamente negativas, Marilyn vos Savant mantuvo su respuesta. En su segunda columna sobre el problema de Monty Hall (publicada el 2 de diciembre de 1990) escribió:

“Un método para esclarecer el incremento de las probabilidades que resulta de un cambio de puertas consiste en una enumeración de todos los resultados posibles del juego. Durante las primeras tres rondas usted escoge la primera puerta y cambia cada vez. Durante las siguientes tres rondas usted selecciona la primera puerta, pero no cambiará y cada vez el presentador abre una puerta con una cabra”.

Publicidad

Aquí están los resultados:

Puerta 1Puerta 2Puerta 3Resultado
Ronda 1CocheCabraCabraCambia y pierde.
Ronda 2CabraCocheCabraCambia y gana.
Ronda 3CabraCabraCocheCambia y gana.
Ronda 4CocheCabraCabraNo cambia y gana.
Ronda 5CabraCocheCocheNo cambia y pierde.

Incluso a raíz de sus respuestas claras y bien expresadas, continuó siendo reprendida. Sin embargo, los números detrás de la conclusión de su Savant no mienten.

Diez famosos con un elevado coeficiente intelectual

Vos Savant explicaba que “las probabilidades de ganar de 1/3 en la primera opción no pueden subir a 1/2 solo porque el anfitrión abre una puerta perdedora. En cambio, la acción del presentador aumenta las probabilidades de que ganes cambiando”. Estos resultados parecen ir en contra de nuestros impulsos estadísticos intuitivos.

Marilyn nunca dejó que ningún juicio la desanimara, dijo: “¡Simplemente disfruto las críticas que recibí, la audacia de la gente! Simplemente los amo”.

Cinco años después, Marilyn continuaba respondiendo las preguntas de la gente en su columna de la revista Parade, como columnista. Ha publicado más de ocho libros desde entonces.

Recuerda cómo se sintió durante el debate del Monty Hall. Abrió su diario y se escribió un mensaje: “Ser derrotada es a menudo una condición temporal. Rendirse es lo que lo hace permanente”. (I)