El trabajo juvenil debe fortalecerse en el país, afirma Sebastián Lima, director nacional de Calidad y Servicio para Adecco Ecuador. El especialista refiere que la ocupación de jóvenes entre 18 y 29, en abril de 2023, solo representó el 30,6%, “Un dato bastante desalentador cuando los jóvenes necesitan ganar experiencia”, considera Lima.

La búsqueda laboral

Probablemente este proceso sea el más desgastante de todos, incluso puede llegar a ser todo un viacrucis. En Ecuador a un joven egresado le puede tomar hasta dos años la búsqueda laboral, así lo demostró un estudio de la Universidad de Cuenca que determinó que esto le ocurrió al 25% de sus egresados del 2022.

En tanto, un estudio realizado por Multitrabajos detectó que el 51% de los ecuatorianos tuvo un primer empleo en un área diferente a la que estudió, pues la gran mayoría de las empresas en el país solicitan experiencia: 9 de cada 10 reclutadores en Ecuador, priorizan la experiencia laboral sobre los estudios (según otro estudio de la plataforma).

Publicidad

¿Qué hago si no tengo experiencia?, es la pregunta que se hacen principalmente los jóvenes talentos. En este sentido, Jefferson Morales, gerente de marketing de Multitrabajos, recomienda potenciar las habilidades y conocimientos en la hoja de vida. “Es muy válido colocar en un currículo las habilidades o fortalezas que te permitieron sacar adelante un proyecto universitario, un proyecto en tu comunidad”, destaca y agrega que esto puede incluir una tesis, pasantías preprofesionales, o una actividad extracurricular que ejerció en la universidad.

Invita que además el joven resalte sus habilidades blandas y plataformas tecnológicas que domina. “Ya por allí tienes una entrada a una primera oportunidad laboral”, afirma.

Por ejemplo, si usted posee una experiencia en atención al cliente, lo puede agregar orientándolo a la rama en que la se profesionalizó o se prepara. “Esta persona podría destacar la observación, el relacionamiento con el público, la comunicación interpersonal... aunque no son habilidades duras de la profesión que está estudiando, si lo va a ayudar cuando tenga que desempeñarse en un rol profesional...”, menciona Morales.

Publicidad

El especialista indica que el currículo debe captar la atención del reclutador en los primeros 5 o 10 segundos; si esto se logra en un inicio, la persona leerá el documento por un minuto más. “En ese momento toma la decisión, o seguir profundizando en tu perfil o contactarse para una entrevista”, señala.

Recuerda que este no se logra con el diseño más colorido o la foto más vistosa, sino con datos concretos, bien redactados y permitan mostrar de la mejor manera su perfil profesional. Tampoco se estrese con la cantidad de páginas que debe tener su CV, en una sola carilla puede describir sus datos, estudios, y habilidades.

Publicidad

Otros de los puntos que debe cuidar en su hoja de vida, es la foto, ésta debe ser seria y con una foto bien elegida, al igual que con una vestimenta acorde a su perfil profesional.

Sugiere también que el documento digital sea en formato texto, y no en formato imagen. “Tener tu hoja de vida en carácter de texto, va a permitir que te puedan filtrar e incrementar la posibilidad de que te llamen”.

Este tiempo de búsqueda laboral también debe ser vista como una oportunidad de seguir preparándose con talleres virtuales o presenciales.

La entrevista

Los jóvenes deben potenciar sus habilidades para asegurar ser tomados en cuenta en las empresas. Foto: drazen_zigic

Los especialistas aconsejan que antes de toda entrevista hay que prepararse, tanto sobre la empresa como de la persona que lo va a entrevistar. “Debes entender quién es la empresa y por qué te interesa como joven ser parte de esa organización”, dice Morales.

Publicidad

Durante la entrevista es importante que surjan preguntas de ambos lados. “Cualquier duda que tengas, siéntete en la libertad de preguntar por qué”.

En tanto, la vestimenta debe estar acorde al puesto de trabajo al que está aspirando. “Mientras más profesional te veas, mucho más profesionalismo vas a trasmitir a la empresa que te está considerando”

Los retos en el trabajo

Foto: Pexels

¿Qué buscan los empleadores en la actualidad? puede ser la pregunta que todos plantean al momento de emprender la búsqueda laboral.

“Es fundamental que los jóvenes cuenten con conocimientos claves para insertarse en el mercado laboral, ya que saber qué están buscando las empresas y qué destrezas y habilidades deben desarrollar les ayudará a ser más competitivos y tener más oportunidades de alcanzar un empleo adecuado”, expresa Lima, de Adecco.

Una de las habilidades que irá tomando más fuerza con el pasar de los años son las que tienen que ver con la tecnología, al igual que las habilidades blandas. “Las habilidades blandas juegan un papel crucial porque complementan las habilidades técnicas y permiten la efectividad en el entorno de trabajo. Habilidades como la comunicación, la adaptabilidad y la resiliencia son cruciales para trabajar en equipo, manejar el estrés y navegar por los desafíos profesionales”, explica el experto.

A continuación, le compartimos cinco habilidades que todo joven trabajador deben tener en cuenta.

1. Adaptabilidad: Para los empleadores es primordial que sus trabajadores tengan la capacidad de ajustarse rápidamente a los cambios dentro de la dinámica laboral.

2. Habilidades de comunicación: Es importante saber trabajar en equipo, y esto va de la mano de la comunicación asertiva, clara y efectiva, tanto al momento de hablar o escribir un mensaje.

3. Creatividad: Para entrar a un mercado competitivo se requiere la habilidad de generar ideas innovadoras, para de esta manera distinguirse.

4. Resiliencia: Algunas empresas citan esta habilidad como requisito, y tiene que ver con la capacidad de manejar la presión y recuperarse rápidamente de los contratiempos. Las empresas prefieren a alguien que pueda lidiar con el estrés en el entorno laboral.

5. Habilidades tecnológicas: Se vive en una era actual, en la que no dominar las herramientas digitales es un completo desacierto. Por eso es importante que constantemente los jóvenes se actualicen en el uso de la tecnología.

Poseer estas habilidades no solo le otorga un lugar seguro en la empresa, sino que también lo ayuda a crecer como profesional y aumenta las posibilidades de empleablidad. Además, mejora el rendimiento del equipo, la comunicación interna y promueve un ambiente de trabajo saludable.

También el joven talento debe poseer capacidad de liderazgo, ser eficaz en la organización y priorización de tareas y tener constantemente la capacidad de aprender. (I)