El número 11 es uno de los más mágicos en la numerología. Se considera un número maestro y angelical, representado por el arquetipo de El Mago y de excelente energía para manifestar nuestros más profundos deseos.

Por eso, el día 11 del mes 11 (noviembre) se forma un portal energético en el universo, que trae consigo un poder especial para hacer cambios y lograr aquello que realmente queremos.

Mercurio retrógrado, ¿el planeta va realmente hacia atrás?

Ya que el 11-11 sucede en el ciclo de Escorpio, un signo magnético, intuitivo y pasional, debemos utilizar esa energía y pasión para manifestar en este día.

Publicidad

Cómo manifestar en el 11-11

Escorpio es un signo de agua, conectado con sus sentimientos y naturaleza. Y el 11 es un número intuitivo, que provoca un renacer espiritual. Esas son las dos características que tienes que tener en cuenta si quieres aprovechar el portal energético que se abre este 11 de noviembre.

Foto: Peter Hermus

Aire, tierra, fuego o agua, ¿cómo identificar a cuál pertenece tu signo zodiacal?

Eso significa estar plenamente consciente de lo que quieres manifestar, lo que quieres lograr. Recuerda que tus pensamientos son energía, y en lo que te enfocas es lo que vas a atraer a tu vida.

Para empezar, piensa en por qué quieres lo que quieres. ¿Cuáles son las razones de tus deseos? ¿Cómo te sentirás cuando los consigas? ¿A dónde quieres llegar en tu vida? Saber responder estas preguntas es clave para que el universo sepa que te mereces lo que pides.

Publicidad

Mientras reflexionas, muéstrate agradecido con lo que ya tienes y con lo que sabes que vas a tener.

El resto de la manifestación la puedes realizar a través de un ritual.

Publicidad

Estas son las parejas que pueden llegar a ser muy tóxicas por sus signos del zodiaco, aunque derrochen química

Ritual para manifestar este 11 de noviembre

Necesitas llenar una copa de agua con miel, alado de un recipiente con canela o azúcar. Luego vierte unas gotas de tu perfume favorito sobre una vela blanca y enciende la llama.

Concéntrate en tus intenciones mientras la vela arde: visualiza lo que quieres lograr desde este 11-11 hasta el siguiente. Piensa en lo positivo, sin desearle el mal a nadie.

Lo que veas en tu mente, anótalo en un papel blanco y déjalo alado de la vela.

Cuando se consuma la vela, agradece nuevamente al universo por concederte lo que quieres. El agua de la copa la puedes vertir sobre una maceta con tierra, así como la canela o el azúcar.

Publicidad

El papel con tus manifestaciones debes guardarlo en un lugar seguro hasta el siguiente año, el próximo 11 de noviembre.

Este ritual te ayudará a obtener más claridad sobre lo que deseas, cómo vas a conseguirlo y cómo agradecerás cuando lo obtengas. (I)