Las inmunoglobulinas o anticuerpos _proteínas con forma de “Y”, que se encuentran en diferentes fluidos del organismo_ son producidas por células específicas, entre ellas los glóbulos blancos, y su función principal es reconocer los antígenos o sustancias extrañas para neutralizarlas.

Existen cinco tipos principales de inmunoglobulinas (IgG, IgM, IgA, IgE e IgD), difiriendo entre sí en el tamaño, la carga, la composición química y en las diferentes funciones en la estrategia de defensa inmunitaria.

  • Inmunoglobulina G (IgG): Es el tipo de anticuerpo que más abunda en el cuerpo. Se encuentra en la sangre y en otros fluidos, y brinda protección contra las infecciones bacterianas y víricas. La IgG puede tardar un tiempo en formarse después de una infección o vacunación.
  • Inmunoglobulina M (IgM): Está principalmente en la sangre y en el líquido linfático; este es el primer anticuerpo que fabrica el cuerpo para combatir una nueva infección.
  • Inmunoglobulina A (IgA): Se encuentra en los recubrimientos de las vías respiratorias y del sistema digestivo, así como en la saliva, las lágrimas y la leche materna.
  • Inmunoglobulina E (IgE): Normalmente se encuentra en pequeñas cantidades en la sangre. Se puede encontrar en cantidades superiores cuando el cuerpo reacciona de una manera exagerada a los alérgenos o cuando está combatiendo una infección provocada por un parásito.
  • Inmunoglobulina D (IgD): Existe en pequeñas cantidades en la sangre y es el anticuerpo que menos se conoce.

Exámenes

En la lucha contra la pandemia se emplean diferentes pruebas para detectar el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, o los anticuerpos que genera su organismo después de haber tenido COVID-19 o después de haberse vacunado.

La pruebas de detección del SARS-CoV-2 le dicen si está infectado al momento de la prueba. Este tipo de prueba se conoce como prueba “viral” porque procura detectar la infección viral. Las pruebas de antígenos o de amplificación de ácido nucleico (NAAT, por sus siglas en inglés) son pruebas virales.

Publicidad

Hay dos tipos de pruebas virales: las pruebas rápidas y las pruebas de laboratorio. En las pruebas virales se usan muestras de su nariz o su boca. Las pruebas rápidas se pueden hacer en minutos y pueden incluir pruebas de anticuerpos y ciertas pruebas NAAT.

Las pruebas de laboratorio pueden demorar unos días e incluyen las pruebas de RT-PCR y otros tipos de NAAT. Es posible que con algunos resultados deba hacerse una prueba de confirmación.

Si presenta síntomas, tiene PCR positivo o estuvo en contacto con contagiados de COVID-19, estos consejos médicos lo ayudarán

Covid: por qué las vacunas de células T podrían ser la clave para la inmunidad a largo plazo

Prueba serológica

Una prueba de anticuerpos, también conocida como prueba serológica, permite detectar los anticuerpos para el SARS-CoV-2 en su sangre. El organismo genera anticuerpos después de infectarse por el SARS-CoV-2 o después de vacunarse contra el COVID-19.

Las pruebas serológicas consisten en la detección de anticuerpos (IgM, que indica infección resolviéndose, e IgG, que indica infección pasada).

Publicidad

En concreto, los anticuerpos IgM aparecen a los 6-7 días del inicio de la infección y se detecta mayor positividad a los 15 días. Alrededor del día 20 desde el inicio de los síntomas ya no se detectan.

Publicidad

Los anticuerpos IgG aparecen aproximadamente a los 15 días del inicio de la infección y confieren probable inmunidad, aunque en la actualidad se desconoce por cuánto tiempo.

COVID-19: La EMA pide vigilar posible desarrollo de mielitis transversa tras aplicación de las vacunas elaboradas por AstraZeneca y Johnson & Johnson

Prototipos de vacuna contra el COVID-19 hecha en Ecuador han generado anticuerpos en pruebas en animales

Interpretación de anticuerpos IgG e IgM

IgGIgMInterpretaciónComentario
NegativoNegativoAusencia de enfermedadSi tiene cuadro clínico compatible con COVID-19 realizar RT-PCR. Considerar período de ventana (no desarrolla aún anticuerpos)
PositivoPositivoPresencia de la enfermedadPaciente debe ser aislado
PositivoNegativo- Inmunidad || - Fase final de la infección || - Infección pasada y curadaPuede requerir prueba molecular para determinar si el paciente aún puede infectar a otros
NegativoPositivo- Inicio temprano de la enfermedad || - Falso negativo de la IgMSe debe repetir dentro de 5 a 7 días la prueba: || - Si se mantiene la IgG (-) y la IgM (+) es un falso positivo. || - Si IgG e IgM son positivos indica infección actual. Realizar RT-PCR si no hay la posibilidad de repetir la IgG y la IgM

Estos análisis serológicos no se recomiendan en la actualidad para determinar si tiene una infección en curso, aunque pueden ser útiles en las encuestas epidemiológicas a nivel poblacional en las que se quiere evaluar la prevalencia de personas que han estado en contacto con el virus.

Una prueba de detección siempre deberá ser analizada por su médico. (I)

Fuentes: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. || Medlineplus || The Nemours Foundation