Prevención y detección temprana son fundamentales en la lucha contra el cáncer. Por eso, se debe estar alerta ante algún posible síntoma para que sea evaluado por un especilista.

Cabe destacar que no hay que sentir temor porque se presenten algunos de los síntomas referidos a continuación, a menos que aparezcan con mucha frecuencia junto con otras molestias.

El cáncer tiene síntomas iniciales, por ello, es importante conocerlos.

Moretones que no curan

Si nos golpeamos contra algo o nos caemos es normal tener moratones. El problema reside en su aparición sin motivos aparentes o en un proceso muy lento de curación. Esto puede ser una señal de que las plaquetas y los glóbulos rojos no están sanos.

Cambios en el aparato genital masculino

Si se nota un bulto, una inflamación o dolor (entre otros cambios) en los testículos es preciso ir al doctor para determinar la razón.

Además, estar atentos ante los problemas para orinar: necesidad de ir al baño a cada rato, dificultad para comenzar a orinar o poca cantidad de orina.

Pérdida de peso

Otro de los posibles síntomas de cáncer es la pérdida de peso repentina, sin un motivo aparente y sin haber realizado cambios en la dieta o los hábitos de ejercicio.

Cambios en la piel

De acuerdo con los expertos de la Asociación Americana del Cáncer, hay cambios en la piel que pueden señalar algún tipo de cáncer, estos son picazón, crecimiento excesivo de vello, oscurecimiento, coloración amarillenta de piel y ojos.