Quienes se han contagiado con COVID-19 son inmunes durante meses, pero pueden portar altos niveles del virus en la nariz y en la garganta, lo que los vuelve contagiosos, de acuerdo a una investigación de trabajadores de la salud del Reino Unido y publicada en The Lancet.

El estudio lleva por nombre Siren y ha implicado a más de 20.000 trabajadores de la salud. Con sus resultados se llegó a la conclusión de que quienes se hayan contagiado tiene el 83% de posibilidades de no padecer de COVID-19 durante al menos cinco meses.

“En el transcurso del año pasado, los informes de infecciones repetidas con SARS-CoV-2 han debilitado la confianza en la capacidad del sistema inmunológico para mantener sus defensas contra el virus. Los resultados provisionales del estudio mitigan algunos de esos temores. Los datos sugieren que la inmunidad natural podría ser tan efectiva como la vacunación, al menos durante el periodo de cinco meses que el estudio ha cubierto hasta ahora”, explicó la investigadora principal, Susan Hopkins, asesora médica sénior de Public Health England en Londres.

De acuerdo con el estudio, las infecciones repetidas son raras, 1% de aproximadamente 6.600 participantes que padecieron de COVID-19. Sin embargo, las personas que se reinfectan pueden portar altos niveles del virus en la nariz y la garganta, incluso cuando no muestran síntomas.

“Los datos sugieren que la inmunidad natural podría ser tan efectiva como la vacunación, al menos durante el periodo de cinco meses que el estudio ha cubierto hasta ahora”.

Se aclaró que de todas formas es necesario portar una mascarilla y seguir las medidas de bioseguridad.

En este estudio se realizaron actualizaciones cada dos a cuatro semanas, los participantes se someten a análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2 y pruebas PCR. (I)