Por Martha Belén Ortiz Celi*

Se reconoce a la gastritis como una inflamación aguda o crónica de la mucosa del estómago, su diagnóstico de preferencia lo establece el especialista en Gastroenterología, luego de una revisión de su historia clínica y exámenes complementarios; en su mayoría para que el diagnóstico sea preciso es necesario realizarse una endoscopía.

Recordemos que el estómago es la parte del tubo digestivo comprendido entre el esófago y el intestino delgado y tiene dos funciones fundamentales: la secretora, que inicia el proceso de la digestión, y la motora, la cual tritura como si fuera licuadora, mezcla y finalmente evacua el quimo hacia el duodeno, que es la primera porción del intestino delgado para que continúe la digestión y absorción de nutrientes. Su rol es fundamental, pues principalmente recibe toda la materia prima (alimentos) que de manera externa introducimos día a día por medio de nuestra alimentación.

Estrategias para una alimentación sana en invierno

Dentro de la sintomatología de la gastritis, preste atención si presenta ardor, flatulencias y eructos. Incluso es común que se acompañe de la presencia de reflujo (sensación amarga en boca al levantarse o sensación de regurgitación postingesta). Se recomienda incluso mejorar la postura al dormir, siempre de lado izquierdo o boca arriba con una almohada antirreflujo.

Publicidad

Existen diversas causas que originan la enfermedad, entre las más comunes tenemos:

  • Ingesta prolongada de medicamentos antiinflamatorios no esteroides, por ejemplo, ibuprofeno.
  • Abuso excesivo del alcohol en forma repetitiva.
  • Infección del estómago por Helicobacter pylori.

Con respecto al tratamiento dietético, depende de la causa específica, pero en términos generales se requiere una alimentación que no irrite más la mucosa gástrica. Las pautas que deben aplicar son:

  • Masticar los alimentos, evitando comer rápido para facilitar la digestión en el estómago. Al menos 30 minutos.
  • No acostarse después de comer.
  • Fraccionar la ingesta en no menos de 3-4 comidas diarias, se debe evaluar si es necesario otro refrigerio, distribuirlo en volúmenes controlados.
  • No tomar líquidos frutales con las comidas y optar por agua natural al ambiente.
  • Evitar temperaturas extremas, es decir que los alimentos y bebidas estén a temperatura ambiente o tibios.
  • Evite los ayunos intermitentes prolongados, desayune máximo de 07:00 a 09:00, almuerce no más de las 14:00 y cene máximo hasta las 19:00.
  • Evitar bebidas estimulantes o energéticas: café, té y bebidas carbonatadas como las gaseosas.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Evitar alimentos con condimentos o especias picantes.
  • Utilizar métodos de cocción que no requiera presencia de grasas, evitando fritos y apanados.
  • Evita el exceso de sal en las comidas, restringir alimentos como embutidos, ahumados, encurtidos, o en salmuera.
  • Consumir frutas en su estado de maduración óptimo (no verdes ni muy maduras) y verduras no flatulentas preferiblemente salteadas, evitando su ingestión en crudo por la noche.
  • Utilizar preparaciones culinarias tales como horneados, a la plancha, al vapor o hervidos.
  • Mejorar la gestión del estrés, es necesario equilibrar nuestras actividades dejando un tiempo prudente para el descanso, despejar la mente y hacer ejercicio.

En cuanto a los alimentos a consumir, preferir las carnes blancas tales como pollo, pavo, pescado blanco y huevos. Se utilizan como buenos acompañantes papa, camote, zanahoria blanca, arroz y plátano en forma de molido cocido o asado. Con respecto a los vegetales, zanahoria, espinaca, apio, zucchini, espárragos, beterava, dependiendo de la tolerancia del paciente. Además vamos a limitar los alimentos productores de gases como el brócoli, coliflor, pepino, melón, sandía, los lácteos enteros y con respecto a las legumbres se irán incluyendo de manera progresiva por etapas empezando por ingerir granos tiernos.

Alimentos que funcionan como detergentes para la salud oral

En esta patología el tratamiento medicamentoso no debe llevarse solo, es necesario para erradicar las molestias gastrointestinales que busque un especialista en nutrición y le diseñe su plan nutricional; el cual debe ser dirigido a identificar y corregir los hábitos alimentarios inadecuados y el estilo de vida, tomando en cuenta la práctica de la actividad física, promoviendo una dieta saludable y utilizando los alimentos adaptados de acuerdo con su tolerancia, en la mayoría de casos se deben ir corrigiendo deficiencias nutricionales.

Receta del día

Arroz primavera saludable

Ideal para acompañar nuestros almuerzos, de fácil digestión con vegetales, no irritante para nuestra mucosa gástrica. De manera que no se deja de cumplir con la ingesta de vegetales a diario porque muchos no toleran los aderezos con limón.

Publicidad

Ingredientes para 1 porción:

  • 1/2 tz. de arroz integral (previamente remojado al menos 8 horas y cocido con poca sal)
  • ½ pimiento rojo o amarillo pequeño
  • ½ tallo de apio
  • 1/2 zucchini pequeño rallado
  • Cebollín
  • Pizca de cúrcuma
  • 1 cda. de aceite de oliva extra virgen

Procedimiento:

  • Cocer el arroz integral con 1 tz. y media de agua.
  • Picar finamente los vegetales, rallar el zucchini y saltearlos con el aceite de oliva extra virgen.
  • Agregar el arroz junto con los vegetales + pizca de cúrcuma y mezclar.
  • Servir con cebollín por encima.

*M. Sc. Martha Belén Ortiz Celi

Nutricionista clínica / Chef en Gastronomía Nutricional

Miembro de la Asociación de Nutricionistas del Guayas

@mbonutricion

Telf.: 098-460-6790

Correo: marthabelenortizc.nutricionista@gmail.com