Actualmente, uno de las mayores variantes de covid-19 que se contraen es la ómicron. Puesto que desde comienzos de este año se ha convertido en la cepa dominante en distintos lugares del mundo. Con docenas de mutaciones, ómicron es significativamente diferente de la variante delta.

Entre los cambios, la variante ómicron es más transmisible y más esquiva a la hora de evadir los anticuerpos existentes. “Para mí, el mayor cambio, lo más impactante, es lo increíblemente infeccioso que es esto. Nunca he visto nada tan infeccioso en mi vida”, afirma para National Geographic, Carlos del Río, epidemiólogo y especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Emory en Atlanta.

Ómicron causa síntomas diferentes y parece provocar una enfermedad menos grave. Tanto la ómicron como la delta comparten importantes similitudes, y gran parte de los consejos básicos de salud pública son: vacunarse y llevar mascarilla.

Múltiples líneas de investigación de varias partes del mundo sugieren que la variante ómicron causa una forma menos grave de COVID-19.

Publicidad

A principios de enero, los adultos estadounidenses con ómicron tenían menos de la mitad de probabilidades de acudir a urgencias, ser hospitalizados o ser conectados a un respirador artificial, según un trabajo preliminar realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland (Estados Unidos).

Ómicron presenta otros síntomas como la congestión y picor de garganta. Las personas con afecciones subyacentes o sistemas inmunitarios comprometidos también siguen siendo más vulnerables, al igual que las personas que no están vacunadas.

Sin embargo, las vacunas son menos eficaces para prevenir los síntomas de la ómicron que de la delta, el informe del Reino Unido descubrió que las personas que estaban totalmente reforzadas tenían hasta un 88% menos de probabilidades de ser hospitalizadas con la ómicron en comparación con las personas no vacunadas.

Ómicron es entre dos y cuatro veces más contagiosa que delta, a diferencia de las variantes anteriores, ómicron parece no poder infectar las células pulmonares con tanta eficacia, lo que a su vez hace que sea menos dañino y los síntomas menos graves. (I)