Infartos al miocardio, enfermedades del corazón, hipertensión, diabetes y la obesidad son algunas de las condiciones que una persona puede desarrollar si vive durante años con niveles altos de colesterol en la sangre, también conocidos como hipercolesterolemia.

De acuerdo con CuídatePlus, esta es una a afección que es causada y empeora por diversos factores como el genético, la dieta, el estilo de vida, el género sexual de la persona o si esta presenta problemas coronarios.

Estos índices de colesterol pueden ser calculados con exámenes médicos de sangre, los cuales permitirán saber si una persona se mantiene en el estándar de 200 miligramos por decilitro (mg/dl) o en un estado crítico igual o superior a los 300 mg/dl.

Publicidad

Qué día de la semana son más frecuentes los ataques cardíacos y a qué hora: Estas son las 2 posibles razones de infartos en determinado momento

¿Qué pasa si tengo el colesterol en 300?

El colesterol 'malo' se pega en las arterias y bloquea el flujo de sangre. Foto: Shutterstock

Según Semana, los valores de colesterol superiores a los 300 mg/dl impiden que estos sean absorbidos de forma apropiada por el organismo para cumplir sus funciones normales a formación de los ácidos biliares u hormonas.

Entonces, este se acumula en arterias y vasos sanguíneos, causando su estrechamiento y disminuyendo el flujo de sangre hacia el cerebro y el corazón, lo que aumenta las probabilidades de sufrir un ataque cerebrovascular o un infarto.

¿Qué significa si el color de mi orina es marrón? Los datos que revelan sobre tu salud una muestra de orina

Lamentablemente, de acuerdo con CuídatePlus, la hipercolesterolemia no se manifiesta de ninguna forma, sino hasta que ya ha causado estragos más graves en el cuerpo. De ahí viene la recomendación de realizarse cada cierto tiempo exámenes de sangre que permitan mantener un control sobre los niveles de colesterol.

Publicidad

En caso de que estos sean altos, lo más probable es que un médico de confianza le recomiende una serie de hábitos saludables que se centran en una dieta baja en calorías, aumento de la actividad física, al igual que el uso de medicamentos en casos extremadamente graves.

(I)

Te recomendamos estas noticias