El presidente Guillermo Lasso fue diagnosticado con un melanoma, que es un tipo de cáncer, y por eso viajará a hacerse exámenes a Estados Unidos. La lesión está en el párpado de su ojo derecho.

El 29 de julio pasado, Lasso se sometió en Quito a una operación bajo la sospecha de que se trataba de un carcinoma basocelular, afectación que se puede curar con su extirpación. Sin embargo, el patólogo le informó que se trataba de un melanoma, explicó en un corto mensaje en un grupo de chat personal.

Este tipo de lesión, según le indicaron médicos locales que han seguido su caso, “precisa del manejo interdisciplinario, de estrategias de exploración y tratamiento que están muy bien organizadas en otros hospitales de referencia internacional”.

Los ecuatorianos tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de piel

Los cambios en los lunares a melanomas, que deben preocuparnos, es cuando cambian de color y tamaño, que tenga una forma asimétrica con diferentes tonos de colores y formas. Foto: Nasekom

Qué es el melanoma y cómo es el tratamiento

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos: Las células que dan a la piel su color bronceado o marrón) comienzan a crecer fuera de control.

Publicidad

Las células de casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden entonces extenderse a otras áreas del cuerpo. El melanoma se puede tratar con éxito si se detecta a tiempo.

La causa exacta de todos los melanomas no está clara, pero la exposición a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar o de las lámparas y de las camas solares aumenta el riesgo de tener melanoma, tal como publica la Clínica Mayo.

“Pensé que por tener la piel negra u oscura no me daría cáncer de piel”

Así luce un lunar benigno. Llamado Nevus Congénicos que aparecen en el momento de nacimiento o en el primer año de vida. Foto: wakila

Las personas que viven más cerca del ecuador de la Tierra, donde los rayos del sol son más directos, experimentan mayores cantidades de radiación UV que las que viven más al norte o al sur. Además, si vive en una mayor altitud, sepa que está expuesto a más radiación ultravioleta.

Tener la piel clara, antecedentes de quemaduras por el sol, exposición excesiva a la luz ultravioleta, tener muchos lunares o lunares inusuales; antecedentes familiares de melanoma y un sistema inmunitario debilitado, son otros factores que pueden propiciar el melanoma

Publicidad

Cómo es el tratamiento del melanoma

Si el melanoma se diseminó más allá de la piel, las opciones de tratamiento pueden ser las siguientes, según publica la Clínica Mayo:

Cirugía para extirpar los ganglios linfáticos afectados: Si el melanoma se diseminó a los ganglios linfáticos cercanos, el cirujano puede extirpar aquellos que se vieron afectados. También se pueden recomendar otros tratamientos antes o después de la cirugía.

Inmunoterapia: Es una farmacoterapia que ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer. El sistema inmunitario podría no atacar el cáncer porque las células producen proteínas que ciegan a las células del sistema inmunitario. La inmunoterapia funciona porque interfiere en ese proceso.

Los casos y muertes por cáncer de piel van en aumento, pese a que la capa de ozono está en recuperación

Los melanomas también pueden producirse en las partes que no tienen mucha exposición solar, como las plantas de los pies, las palmas de las manos y los lechos de las uñas. Foto: AlexRaths

Terapia dirigida: Los tratamientos farmacológicos dirigidos se enfocan en debilidades específicas de las células cancerosas. Al atacar estas debilidades, los tratamientos farmacológicos dirigidos pueden causar la muerte de las células cancerosas.

Publicidad

Radioterapia: Este tratamiento utiliza rayos de energía de alta potencia, como rayos X y protones, para matar las células cancerosas. La radioterapia puede dirigirse a los ganglios linfáticos si el melanoma se ha propagado allí. Se puede usar para tratar los melanomas que no se eliminan completamente con cirugía.

Quimioterapia: La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas. Se puede administrar por vía intravenosa, en forma de píldoras o ambas para que se desplace por todo el cuerpo.

(I)

Te recomendamos estas noticias