El frenillo corto es un frenillo breve. Existen varias alternativas de tratamiento para esta alteración. Es posible que se empleen medicamentos o se recomienden ejercicios. En caso de que esto no funcione, el frenillo corto en el glande puede ser corregido mediante cirugía.

¿Qué es el frenillo corto del glande?

Es un pliegue de piel que une al prepucio con el glande. Tiene forma de “V” y cuando es muy corto, crea una fuerte tensión al tirar de él hacia atrás o durante la erección.

Así puedes estimular el punto G masculino para tener orgasmos de próstata: Un placer inexplorado

Causas del frenillo corto del glande

Las razones por las que se presenta el frenillo corto en el glande son las siguientes:

  • Genéticas o congénitas: Están presentes desde el nacimiento y tienen que ver con la herencia de genes.
  • Infecciones genitales: Estas causan inflamación y hacen que la zona se engrose. Esto se conoce como fibrosis y lleva a que se acorte el tejido del frenillo.
  • Fimosis: Estrechez de la abertura del prepucio que impide descubrir el glande total o parcialmente.
  • Rotura del frenillo: Si esta se produce y no cicatriza de forma correcta, lleva a que esta zona de la piel se acorte, dando lugar al frenillo corto en el glande.
En caso de que esto no funcione, el frenillo corto en el glande puede ser corregido mediante cirugía. Foto: Pitiphothivichit

Cómo es la técnica del pomelo o la toronja para el sexo oral que es viral en las redes sociales

Síntomas del frenillo corto en el glande

  • Dolor cuando hay una erección.
  • Dolor durante la masturbación y las relaciones sexuales.
  • Muchas veces la tensión forzada hace que esta zona de la piel se agriete, dando lugar a picor e irritación en el prepucio.

Tratamiento del frenillo corto del glande

  • La realización de suaves estiramientos del frenillo, en forma repetida, varias veces al día: El objetivo es aumentar la elasticidad del tejido, al tiempo que se reduce su inflamación y grosor. Lo indicado es hacer los ejercicios durante cuatro a seis semanas.
  • Es posible que el anterior tratamiento se complemente con el uso de cremas con corticoesteroides: Si tras el tiempo indicado no se consiguen resultados, lo habitual es que se acuda a una cirugía.
  • Cirugía para el frenillo corto en el glande: Hay varios tipos de procedimientos que se pueden llevar a cabo para corregir el frenillo corto en el glande. El más frecuente es una cirugía llamada “frenuloplastia”. Esta dura alrededor de 30 minutos y puede hacerse en el consultorio del urólogo con anestesia local.
El frenillo corto en el glande puede provocar dolor intenso y sangrado durante las relaciones íntimas. Foto: dolgachov

En este tipo de cirugía, se hace una sección transversal del frenillo con el pene estirado. Esto permite eliminar la tensión. Se realiza con un bisturí frío o eléctrico. Al final, se hace una sutura y se envuelve la zona con gasa, muchas veces impregnada de sustancias antibióticas, tal como publica Mejor con Salud.

¿Cuántas veces a la semana es “normal” tener relaciones sexuales con tu pareja? Esto lo dice la ciencia

  • Frenulectomía: Consiste en eliminar el frenillo en forma total. Esto suprime la tensión y resuelve el problema.
  • Circuncisión: Un procedimiento en el cual se extirpa el prepucio distal que cubre el glande. Este contiene al frenillo y también soluciona la anomalía.
El médico encargado de diagnosticar y tratar el frenillo corto en el glande es un especialista en urología. Está en capacidad de detectar esta anomalía a partir de una exploración física. Dependiendo del caso, señalará el tratamiento más conveniente. Foto: Pornpak Khunatorn

(I)

Te recomendamos estas noticias