Una mujer gestante puede hacer muchas de las actividades que hacía antes de estar embarazada, incluso tener sexo sin preocupación. Sin embargo, hay ciertas dudas que llegan de golpe y que limitan el día a día durante esta bella etapa.

Entre las preguntas más comunes por parte de las futuras madres, especialmente las primerizas, está saber qué se puede ingerir, ya que no todas las bebidas son seguras en el embarazo. Pero ¿beber café pone en riesgo al feto?

El embarazo después de los 40 años es una realidad que va en aumento en Ecuador

En el café encontramos una sustancia psicoactiva: la cafeína, sin embargo, las embarazadas pueden consumirla en otros alimentos como infusiones, bebidas de cola y el chocolate.

Un estudio afirma que según los resultados de sus investigaciones, la eliminación de la cafeína de la sangre de la madre se enlentece durante el embarazo, por lo que un consumo excesivo hará que los vasos sanguíneos del útero y la placenta se contraigan, lo que podría reducir el suministro de sangre al feto e inhibir el crecimiento. Además, consumir muchas tazas de café al día, podría alterar las hormonas del estrés fetal, poniendo al bebé en riesgo de un rápido aumento de peso después del nacimiento y de obesidad, enfermedades cardiacas y diabetes más adelante.

Imagen tomada de Pexels

Otra investigación de la fundación Kaiser Permanente, por su parte, alerta a las embarazas e insiste en limitar el consumo excesivo ya que existirían más posibilidades de riesgo de aborto. El estudio fue realizado por especialistas en Oakland, California, y liderado por De-Kun Li, epidemiólogo reproductivo y perinatal en la División Permanente de Investigación Kaiser.

En la investigación participaron 1.063 mujeres con 10 semanas de embarazo en promedio, de las cuales 172 tuvieron un aborto espontáneo. Sin embargo, no hay suficiente evidencia científica para saberlo con certeza.

Al respecto, Cecilia Parrell, ginecóloga en el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital español de Manises, señala que todo dependerá de las dosis de cafeína que una embarazada beba al día. Y señala que 200 mg de cafeína o menos son seguras (equivalente a dos tazas de café), pero más podría resultar peligroso. La cantidad va a depender de la marca de café y del tamaño de la taza.

Los cafés como el café moca (café con chocolate) de 16 onzas (475 ml) pueden tener 175 mg de cafeína, y un café común de 12 onzas (355 ml) puede tener hasta 260 mg de cafeína. Por lo tanto, es necesario llevar la cuenta de la cantidad de cafeína que una mujer embarazada ingiere a lo largo del día. Además, es importante consultar con un médico antes de incorporarlo a la dieta o en su defecto, optar por café descafeinado o sustituirlo con otras bebidas como agua y jugos naturales. (I)