El insomnio es uno de los males que más suele afectar a la población, junto con los dolores de espalda y cuello. Patologías, todas ellas, muy ligadas al estrés y la ansiedad que el vertiginoso ritmo de vida moderno provoca en las personas.

Pero disponemos de nuestra mejor herramienta para vencer al insomnio y a todas las afecciones asociadas a él: la práctica regular de yoga.

El yoga es especialmente efectivo:

  • Para reducir la tensión muscular.
  • Porque enseña y promueve la respiración lenta y profunda.
  • Porque aumenta los niveles de melatonina: una hormona reguladora del reloj interno.
  • Porque desarrolla la capacidad de autoobservación.
Cinco asanas de yoga con propiedades relajantes que puede practicar en menos de cinco minutos antes de irse a dormir cada noche. Foto: fizkes

Día del Yoga, ¿en qué consiste esta disciplina?

Qué posturas de yoga ayudan a dormir mejor

Hemos escogido cinco asanas de yoga con propiedades relajantes que puede practicar en menos de cinco minutos antes de irse a dormir cada noche, tal como publica Sport Life.

Publicidad

1. Postura del Héroe

Virasana

Siéntate sobre los talones de los pies con las rodillas juntas. Coloca la espalda recta y concéntrate en la respiración, contando cinco segundos para inhalar y cinco segundos para exhalar. Repite dos respiraciones para mantener la postura 20 segundos.

Esta postura es una de las mejores maneras de calmar la mente y el cuerpo antes de dormir, para conseguir un sueño reparador y levantarle con energía. Foto: Pexel

2. Postura del Niño

Balasana

Desde la postura del héroe, inhala en cuatro segundos y al exhalar, lleva los brazos hacia delante, tocando el suelo lo más lejos que puedas, y deja que el tronco te acompañe hasta donde llegue. Si puedes tocar el suelo con la frente, bien.

Publicidad

Si no puedes relájate sin forzar la flexión. Haz dos respiraciones intentando mantener el ritmo de cinco segundos para inhalar y cinco segundos para exhalar (Ritmo 5/5). Así mantienes la postura 20 segundos.

Hacer Yoga diariamente es vital para poder sentarse a meditar y respirar de manera eficiente, así como para mantener el flujo de energía. Foto: Pexel

3. Postura del Perro Boca Arriba

Urdha Mukha Svanasana

Desde la postura del niño, exhala y lleva despacio el cuerpo hacia delante y al inhalar, levanta el tronco extendiendo los brazos y apoyándote sobre las manos. Mantén la postura 20 segundos, durante dos respiraciones, con el ritmo 5/5.

Las personas que practican todas las facetas del yoga viven más tiempo. Está demostrado. Foto: Pexel

¿Estás cerca de los 50 años y quieres comenzar a hacer yoga? Sigue estos datos y aprovecha sus beneficios

4. Postura del Camello

Ustrasana

Publicidad

Desde la postura del perro boca arriba, inhala y mueve el cuerpo de nuevo a la postura del héroe sobre las rodillas. Exhala y lleva las manos a la zona lumbar de la espalda para arquear la espalda hacia atrás.

Inhalba y al exhalar, puedes profundizar en la postura del camello llevando las manos a los talones para marcar más la flexión hacia atrás creando un arco más pronunciado. Mantén la postura 20 segundos, durante dos respiraciones, con el ritmo 5/5.

El yoga no es solo movimiento. También es respiración y meditación. Estas dos últimas son vitales para hacer del yoga una parte integral de tu vida. Foto: Pexel

5. Postura de la Mariposa

Purna Titli Asana

Desde la postura del camello, mueve el cuerpo hacia delante con movimientos lentos y suaves, hasta sentarte sobre el suelo con los isquiones. Inhala, cruza los pies por delante y coloca las manos sobre los pies, y al exhalar lleva el tronco hacia delante.

Publicidad

Sin forzar, hasta donde llegues con la flexion de la cadera, no intentes llegar al suelo con la cabeza si notas que tu pecho está muy lejos de los pies. Mantén la postura 20 segundos, durante dos respiraciones, con el ritmo 5/5.

El yoga es multidisciplinar y ahí reside su encanto. Busca una clase que ofrezca el pack completo: movimiento, respiración y meditación. Foto: Pexel

(I)

Te recomendamos estas noticias