El colesterol es una sustancia sólida y blanda similar a la cera (cerosa) que se encuentra en la sangre y que, aunque es necesaria para formar células saludables, cuando alcanza niveles muy altos, el riesgo de padecer de una enfermedad cardíaca se hace más evidente.

Lo que pasa con el colesterol alto, es que se pueden formar depósitos grasos en los vasos sanguíneos, estos crecen con el tiempo y dificultan la fluidez con la que la sangre viaja por las arterias. Si se rompen los depósitos, se forma un coágulo y en consecuencia la persona sufrirá un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, reseña Mayo Clinic.

¿Por qué aumenta el colesterol?

El portal Antena 3 explica que pueden haber varias razones por las que el colesterol se eleve, entre ellas hay algunas vinculadas a la hipertensión, la diabetes o la genética. También hay tratamientos que pueden ser contraproducentes. Sin embargo, uno de los motivos más comunes es tener un estilo de vida poco saludable, como ingerir muchas grasas o ser muy sedentario.

Publicidad

El colesterol puede producir problemas cardiacos | Foto: Freepik

¿Cuáles son los niveles de colesterol normales según cada edad?

Hombres y mujeres menores de 20 años

  • Colesterol total: 170 mg/dL.
  • No-HDL: 120 mg/dL.
  • LDL (malo): 100 mg/dL.
  • HDL (bueno): 45 mg/dL.

Hombres mayores de 20 años

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dL.
  • No-HDL: 130 mg/dL.
  • LDL: 100 mg/dL.
  • HDL: 40 mg/dL.

Cuáles son las causas de tener triglicéridos altos y cuáles son los niveles considerados normales

Las estatinas siguen siendo la piedra angular de la reducción del riesgo en pacientes con colesterol LDL elevado. Foto: Shutterstock

Mujeres mayores de 20 años

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dL.
  • No-HDL: 130 mg/dL.
  • LDL: 100 mg/dL.
  • HDL: 50 mg/dL.

¿Qué hacer para regular el colesterol?

Si la mayor causa de tener colesterol alto son los malos hábitos de vida, lo correspondiente es mejorarlos; por ejemplo, cambiar la dieta diaria por una baja en sal, reducir el cosumo de licor, comer más frutas vegetales y cereales integrales, ingerir menos grasas de origen animal y moderar el consumo de grasas “buenas”.

También es muy importante evitar fumar (o dejar de hacerlo), hacer ejercicio regularmente y controlar el estrés.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias