Tener dificultades para recordar cumpleaños, teléfonos y hasta nombres son situaciones que pueden llegar a darse en personas con las que convivimos diariamente y que aún no son consideradas adultos mayores.

Varias personas tienen la idea que solo quienes tienen más de 65 años sufren pérdidas de memoria aunque esto no sea así. Existen varios factores que incrementan este riesgo como es el exceso de alcohol, alguna lesión de la cabeza o hasta la falta de sueño.

Estas son las ocho causas de la pérdida de memoria a corto plazo y cómo puedes combatirlas

El envejecimiento es otra de las causas y se estima que el 11% de los mayores de 40 años tienen un deterior cognitivo subjetivo, que incluye pérdida de memoria. La experta en enfermedades neurodegenerativas, Alma Bueno, dijo a 20 minutos que es normal que con los años se van perdiendo la memoria al igual que algunas habilidades físicas. Sin embargo, esto va acompañado con otras ganancias como es la síntesis, comprensión y hasta un mayor vocabulario.

Publicidad

En la publicación también se mencionó que los primeros síntomas pueden ser pérdidas aisladas que conllevan una desorientación, despistes, fallos en palabras y hasta repetir lo mismo muchas veces.

La familia es la primera que debe notar estos cambios en la persona para que sea diagnosticado por un especialista en caso de que esto se encuentre por una enfermedad.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos que se consideran problemas graves si la persona tiene dificultades en sus actividades cotidianas a causa del olvido, es allí donde el médico deberá identificar si es problema de memoria.

Estos son los primeros signos del alzhéimer, en etapa leve, cuando aún hay posibilidad de aletargar el avance de esta enfermedad

En otras ocasiones hay un algunas personas que tienen un deterioro cognitivo leve que deriva en problemas de memoria o de pensamiento en comparación con otros de su edad y puede significar el inicio temprano del alzhéimer.

Publicidad

Ante estas situaciones es importante que mantenga actividades donde se exija a la mente como leer, escribir, ejercicios matemáticos así como realizar ejercicios físicos y tener una alimentación adecuada, eso sí, sin olvidar dormir las horas suficientes.

Existen fármacos destinados a ralentizar el deterioro cognitivo. (I)