“¡Solo un pequeño sorbo cada uno!” Si el último estudio sirve de algo, los menores de 40 años deberían atenerse estrictamente a la legendaria cita de la película clásica alemana Die Feuerzangenbowle de 1944.

Más concretamente: las mujeres más jóvenes no deberían beber más de dos cucharadas de vino o 100 mililitros de cerveza al día, según escribe un equipo internacional de investigadores en la revista científica The Lancet.

La recomendación para los hombres más jóvenes es aún más drástica: como máximo un vaso de chupito (40 ml) de cerveza o dos cucharaditas de vino.

Las diferentes recomendaciones sobre el consumo “saludable” de alcohol

Cuánto alcohol al día sigue siendo saludable es probablemente una de las cuestiones más estudiadas. La medida en que el alcohol tiene un efecto beneficioso para la salud se analiza con la misma frecuencia.

Publicidad

“El consumo moderado de alcohol para adultos sanos suele significar hasta una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres”, según afirma la reputada Clínica Mayo de Estados Unidos. Se considera que un trago son 355 mililitros de cerveza o 148 mililitros de vino, por lo que dos botellas de 0,33 litros de cerveza al día serían perfectamente aceptables para los hombres.

Por su parte, el servicio de salud británico NHS recomienda un máximo de 14 unidades de alcohol a la semana, el equivalente a 6 pintas de cerveza o 10 vasos pequeños de vino. Y el Instituto Robert Koch escribe: “Los límites del consumo de riesgo de alcohol son más de 10 gramos al día para las mujeres y 20 gramos para los hombres”. 10 gramos de alcohol puro equivalen a un vaso pequeño de cerveza, una copa de vino espumoso o un trago doble de aguardiente.

Nuevo estudio rompe con suposiciones de género

Ahora, el estudio The Lancet no sólo contradice ahora esta información, sino también la suposición de que los hombres pueden tolerar más alcohol sin sufrir daños que las mujeres. Los científicos escriben que la situación es diferente para las personas mayores de 40 años. En este grupo de edad, una o dos copas podrían incluso ayudar a prevenir enfermedades del corazón, infartos y diabetes. La evaluación mostró que la cantidad de alcohol que puede consumirse sin aumentar los riesgos para la salud aumenta a lo largo de la vida.

“Nuestro mensaje es sencillo: los jóvenes no deberían beber, pero las personas mayores podrían beneficiarse de pequeñas cantidades”, dijo la coautora Emmanuela Gakidou, de la Universidad de Washington.

Publicidad

“Aunque puede ser poco realista que los adultos jóvenes se abstengan de beber, creemos que es importante comunicar las últimas pruebas para que todos puedan tomar decisiones informadas sobre su salud”, agregó.

El equipo de investigación pide que se refuercen las directrices para advertir a los adultos más jóvenes de los riesgos que conlleva el consumo de alcohol para la salud, así como que se ofrezcan consejos personalizados en función de la edad y el lugar de residencia.

Estudio: 22 resultados de salud diferentes

Los investigadores habían estudiado el riesgo del consumo de alcohol para 22 resultados de salud diferentes, entre ellos las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, pero también las lesiones, por ejemplo, en el tráfico o las disputas.

La base fue el proyecto a gran escala Global Burden of Disease, que recoge sistemáticamente datos sobre la salud en todo el mundo. Su conclusión: incluso una aproximación conservadora al nivel más bajo de consumo seguro sigue siendo una recomendación demasiado alta para las poblaciones más jóvenes, dijo la coautora Dana Bryazka, también de la Universidad de Washington.

Publicidad

Las organizaciones reclaman ahora un cambio de mentalidad. La ciencia ha demostrado claramente en cientos de estudios realizados en los últimos años que el alcohol daña el cuerpo humano muchas veces, dijo Richard Piper, director ejecutivo de Alcohol Change UK.

“No éramos conscientes de esto antes, y demasiados de nosotros seguimos bebiendo como si esta revolución en nuestro conocimiento no hubiera ocurrido”, afirma Piper. (I)