El pepino es miembro de la familia Cucurbitaceae, junto con la calabaza y el melón. Es un alimento bastante conocido en el mundo, pues se emplea con frecuencia en la elaboración de varios tipos de recetas y bebidas. Además, tiene la capacidad de tratar ciertas enfermedades y prevenir problemas de salud.

Según la revista Organic Facts este vegetal puede ayudar a la elasticidad e hidratación de la piel. Gracias a su alto contenido en fibra y agua lograrás reducir tu talla y bajar de peso, estimula el crecimiento del cabello y lo fortalece, contiene vitamina B, silicio y azufre y es capaz de combatir los dolores en las articulaciones y desinflamar cualquier herida.

Un estudio de probeta publicado en Journal of Young Pharmacists determinó que el pepino contiene flavonoides y taninos, dos tipos de antioxidantes que contribuyen a bloquear los efectos dañinos de los radicales libres. Los antioxidantes son moléculas que bloquean la oxidación, una reacción química que suele asociarse con un mayor riesgo de enfermedades crónicas. Los pepinos, al aportar una cantidad significativa de antioxidantes, son idóneos para promover el bienestar.

De acuerdo con una publicación en European Journal of Clinical Nutrition, el pepino se compone en el 96% de agua, aproximadamente. Por esta razón, es uno de los alimentos más efectivos para promover la hidratación y estimular funciones del organismo asociadas a la expulsión de líquidos retenidos y el balance hídrico. Una adecuada hidratación es determinante para regular la temperatura, transportar los nutrientes y eliminar los desechos.

No hay estudios que relacionen de manera directa el consumo de pepino con una mejor salud cardiaca. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este alimento contiene fibra, potasio, magnesio y antioxidantes que son adecuados para promover la salud cardiovascular.

Un estudio en la revista Nutrients destacó que el consumo regular de algunos vegetales puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, presión arterial alta, colesterol alto e inflamación.

Un organismo deshidratado se expone a problemas como el estreñimiento, ya que resulta afectado el equilibrio de líquidos y se genera una dificultad para el paso de las heces. Los pepinos, al estar compuestos por un alto porcentaje de agua, hidratan. Según la información de un estudio en la revista médica Nutrition Reviews, un organismo hidratado mejora la consistencia de las heces, previene el estreñimiento y mantiene la regularidad.

Es importante tener presente que aunque estos alimentos son ricos en nutrientes, no presentan propiedades milagrosas. Para poder beneficiarte de ellos hay que incluirlos en el marco de una dieta variada y equilibrada. (I)