El estreñimiento ocasional es algo bastante común. Aunque no implica riesgos graves, sí ocasiona una incomodidad . Además, hay quienes lo sufren de manera crónica. El estreñimiento se define como una frecuencia de evacuación por debajo de las tres veces semanales.

El sitio Clínica Mayo explica que en estos casos los desechos o las heces se mueven con demasiada lentitud a través del tubo digestivo o no pueden eliminarse de manera eficaz del recto.

Este problema se puede tratar con remedios naturales. Incluso, beber agua y hacer ejercicio facilita que las heces se ablanden y se muevan. Ciertas infusiones también podrían ayudarte a combatir el estreñimiento.

Té de menta

Té de menta.

Según Healthline, la menta es una de las infusiones que pueden ayudarte a combatir los problemas de estreñimiento.

“El efecto calmante del mentol de la menta puede ayudar a relajar el malestar estomacal mientras mueve las heces a través de los intestinos”, afirma el medio.

Té verde o negro

El té negro altera el metabolismo energético del hígado mediante un cambio de los metabolitos intestinales.

Esta bebida contiene cafeína y estimula el movimiento del intestino, lo que favorece el movimiento de los desechos. Sin embargo, la cafeína también puede conllevar deshidratación, lo que podría empeorar el problema al endurecer las heces.

Té de cáscara sagrada

La cáscara sagrada es una planta que pertenece a la familia de las ramnáceas y se enmarcaría dentro de las plantas medicinales con principios activos y propiedades laxantes.

Esta planta contiene una mezcla compleja de heterósidos hidroxiantracénicos, responsables de sus propiedades frente al estreñimiento. (I)