Ha llamado la atención de muchos el que el saltador de trampolín británico Tom Daley confesara que se dedica al tejido, con agujones y crochet, para vencer el estrés de los juegos olímpicos. El deportista incluso fue captado tejiendo mientras apoyaba a uno de sus compañeros desde las gradas.

Se cree que esta técnica es únicamente para mujeres o adultos mayores, pero lo cierto es que por los múltiples beneficios que genera es ideal para cualquier persona, sin importar su sexo o edad.

Según una publicación del portal web Mejor con Salud, tejer a mano requiere ritmo, agilidad mental y, a su vez, exige que las manos estén activas en todo momento. Realmente no es algo sencillo, que se aprenda de inmediato, pero vale la pena intentarlo.

Tejer a mano nunca ha perdido su popularidad, pero en la actualidad, acciones como las de Tom Daley hacen que gane notoriedad entre jóvenes y otras personas que no veían a esta actividad como una opción. Hoy es un fenómeno social que muchos etiquetan ya la como lanaterapia.

Publicidad

Británico ganador del oro se dedica al tejido para vencer el estrés de los juegos olímpicos

Pero, ¿cuáles son los beneficios de tejer? A continuación, las ventajas de la lanaterapia:

1. Beneficios para los dos hemisferios cerebrales

Un estudio de la Universidad Gaziantep sugiere que solo el acto de pasar la lana por una aguja y luego por otra mejora significativamente nuestra coordinación cerebral.

Dependiendo de la complejidad del tejido, es posible potenciar el ritmo y la coordinación, así como la destreza mental.

Es ideal para quienes tienen un problema motriz o que están en pleno proceso de aprendizaje, ya que es realmente terapéutico.

El croché: el tejido que era la versión ‘pobre’ de los encajes y ahora las famosas lo usan

2. Baja los niveles de estrés

El enfocarse de lleno a realizar esta actividad, fijando la atención, permite que las personas entren en un estado de calma, ayudando a reducir el estrés o la ansiedad, así lo señala un estudio elaborado por la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos, de Cuba.

Es por ello que, en algunas ciudades del mundo, se va haciendo común ver a grupos de personas que se reúnen para dedicarse a tejer.

Publicidad

3. Tejer influye en nuestro estado de ánimo

Tejer en grupo para tejer fomenta la sociabilidad, lo que permite que aprovechemos los beneficios que genera el compartir con otros.

Hacerlo en casa, en soledad, también es positivo. Tejer otorga satisfacción, no solo al terminar la obra, también en el proceso al conseguir las figuras, puntos o diseños que se buscan.

Subastan en 20 mil dólares el muñeco de Bernie Sanders tejido a crochet

4. Beneficios para nuestras manos

Tejer requiere que las manos se muevan constantemente, por lo que es un gran ejercicio. Se recomienda hacerlo por al menos una hora al día.

Un estudio realizado por la Universidad de Ottawa sugiere que incluso, quienes padecen artritis, pueden sentir menos dolor al dedicarse a tejer.

Artesanos esperan apoyo para mantener su centenario tejido

5. Fortalece la autoestima

Tejer requiere de un objetivo: lograr esos guantes, abrigos, bufanda, etc., por lo que conseguirlo es algo realmente gratificante, que tiene incidencia directa en nuestra autoestima.

Por todos sus beneficios, tejer es una actividad ideal para realizar en cualquier momento. (I)